Un informe alerta de la contaminación provocada por las aguas fecales del PTS

  • El juez insta a la Junta y al Ayuntamiento de Armilla a que tomen medidas para prevenir la salud pública. Las muestras tomadas en la Acequia de Arabuleila confirman el peligro si el agua es consumida o usada para el riego.

Comentarios 4

El juez Antonio Moreno, que investiga la emisión de aguas residuales a través de las canalizaciones del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS) a la acequia Arabuleila, en el término municipal de Armilla, ha ordenado a las administraciones competentes que adopten las medidas oportunas "a los efectos de prevención de salud pública", después de confirmar que el uso de las aguas afectadas por los supuestos vertidos puede ponerla en peligro.

Así consta en una providencia dictada ayer mismo, mediante la que el magistrado, que es el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la capital, dispone que se envíe tanto al Ayuntamiento de Armilla como a las delegaciones provinciales de Salud y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía una copia del último análisis realizado por la Guardia Civil a las aguas de la acequia para que actúen en consecuencia.

Los resultados de ese análisis se han plasmado en un informe pericial, al que ha tenido acceso Granada Hoy, que concluye que "la utilización de las aguas analizadas para el consumo o para el riego de productos que han de introducirse en la cadena alimentaria suponen un riesgo potencialmente grave para la salud de las personas".

El documento en cuestión fue emitido el pasado 4 de julio por los especialistas del Departamento de Química y Medio Ambiente del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, y establece que "las aguas analizadas están contaminadas por elementos de origen fecal y presentan materia orgánica en fase de descomposición".

Se trata del segundo informe pericial que el juez instructor del caso encarga al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Granada, sobre la posible contaminación de la acequia por vertidos de aguas fecales. Esta vez los expertos han hallado la bacteria Escherichia coli en todas las muestras, cuya repercusión para la salud humana es "sabida", ya que puede provocar "afecciones entéricas más o menos graves dependiendo de la cepa". También han detectado un agente infeccioso -Proteus mirabilis- "causante de infecciones urinarias y heridas".

Fuentes judiciales precisaron a este diario que en la causa hay, por el momento, tres personas imputadas. Una de ellas es el responsable de la empresa que presuntamente no realizó las canalizaciones proyectadas para las aguas residuales. Las dos restantes son un técnico y el ex alcalde de Armilla Gerardo Sánchez (PSOE), cuya imputación en el caso se ha hecho pública hace tan sólo unos días.

Con las medidas que urge el juez se persigue que ese tipo de agua, que procedería de la zona urbanizada del PTS (edificios y naves) no llegue a la Acequia de Arabuleila. Esta acequia, según se detalla en la web geoscopio.com, riega gran parte de Granada, Armilla, Churriana de la Vega y Cúllar Vega, y por su buena ubicación en plena vega abastece a ricas huertas de cultivos de hortalizas y frutales que se combinan con las de tabaco y olivar.

Este caso, que se sigue por supuestos delitos de prevaricación administrativa, concesión ilegal de subvenciones, falsedad en documento oficial, malversación de fondos y contra el medio ambiente, se inició a raíz de la presunta desaparición de una subvención de la Agencia IDEA para la realización de los saneamientos del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud.

El origen de la causa -que se encuentra aún en fase instructora- es una denuncia presentada por el actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Armilla, que encabeza el popular Antonio Ayllón. La subvención supuestamente desaparecida ascendía a 450.000 euros y estaba destinada a la ejecución de obras de saneamiento en el parque tecnológico que supuestamente no se realizaron.

En un comunicado remitido recientemente a los medios, el ex alcalde socialista Gerardo Sánchez, que deberá comparecer el próximo día 26 ante el juez Moreno, se ha mostrado convencido de que tras su declaración "quedará totalmente claro" que el Consistorio de Armilla actuó bajo su mandato "de forma intachable en la ejecución de estas obras de urbanización, que todo se realizó de forma correcta y buscando en todo momento el interés de la localidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios