El municipio dedica una calle a un guardia civil asesinado por ETA

  • Miguel Hernández Espigares murió a los 23 años en un atentado en Azpeitia en 1980

Comentarios 0

El pleno del Ayuntamiento de Guadix aprobó ayer por unanimidad un texto en el que se propone dar el nombre del guardia civil Miguel Hernández Espigares a una calle, plaza o centro municipal. Nacido en Guadix, Hernández Espigares murió en un atentado de ETA en Azpeitia en 1980.

A la sesión acudieron dos representantes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, Cecilio Medina y José Guerrero. Medina destacó la satisfacción del reconocimiento al agente de la Guardia Civil accitano, "tanto para él, que lamentablemente falleció, como para su familia".

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios