El municipio pagará a la SGAE una deuda por poner música en las fiestas

  • El primer edil asegura que desconocía la existencia del débito hasta hace unos días

El alcalde de Cádiar, Antonio Jiménez, anunció ayer que el Ayuntamiento del municipio abonará a la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE) los 1.937 euros que el ente municipal adeudaba al ente por varios eventos realizados hace una década.

No obstante, el primer edil quiso aclarar que él no es responsable de tal débito, sino que "la culpa la tiene la corporación municipal que en ese momento no pagó a la sociedad" y criticó que su nombre haya sido desprestigiado sin fundamento. También el propio director de la SGAE en Andalucía, Luis Lozano, exculpó a Jiménez de cualquier irregularidad.

El representante de la sociedad encargada de la gestión de los derechos de propiedad intelectual indicó que el coste de la deuda estaba integrado por los cánones distintas actividades que organizó el Ayuntamiento durante los años 1997, 1999 y 2000, en los que gobernó el PP (con José Reinoso al frente) y el PSOE (cuando presidía la corporación Juan Miguel Gracia), según manifestó Jiménez.

Asimismo, el alcalde insistió en que él no tenía conocimiento de que existiera tal deuda y que no ha recibido ningún requerimiento judicial y aseguró que en cuanto se enteró de su existencia, hace unos días, ordenó a su secretaria que la liquidara con la mayor celeridad posible.

Por su parte, Lozano se mostró satisfecho con la promesa del alcalde de Cádiar, lo que generará el archivo de la denuncia que en 2003 fue presentada por la SGAE ante el incumplimiento de los reiterados requerimientos de pago por parte de la entidad de gestión colectiva al Ayuntamiento de Cádiar.

El responsable regional de la SGAE, además, añadió que el caso de Cádiar -donde se emitió una providencia que obligaba al Ayuntamiento de Cádiar a incluir la deuda en los presupuestos municipales, es inusual. en este sentido, Lozano explicó que son muchos los ayuntamientos que se retrasan en cuanto al pago de los cánones, pero nunca suelen esperar a que los jueces se pronuncien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios