El cierre de tres oficinas de BMN agudiza el aislamiento financiero de la Alpujarra

  • Los vecinos de Murtas, Yegen y Busquístar se tendrán que desplazar veinte kilómetros para hacer operaciones bancarias

Realizar una simple operación bancaria puede convertirse en una auténtica odisea para los vecinos de la Alpujarra. El Partido Popular denunció ayer el "desmantelamiento continuo" de las sucursales bancarias de BMN-CajaGranada que está sufriendo desde hace un año la comarca granadina alpujarreña. La diputada provincial Carmen Lidia Reyes lamentó el "reguero de cierres de oficinas" en los municipios alpujarreños, "situación que deja sin ningún servicio bancario a un importante número de vecinos". Reyes criticó que estos cierres se estén realizando ante la "pasividad" de la Diputación, después de que su presidente, José Entrena, haya manifestado en varias ocasiones que defendería "los intereses y los servicios de los pequeños municipios".

Los vecinos de la zona han convocado ya numerosas manifestaciones en contra del cierre de estas oficinas, como en la localidad de Murtas. Dirigentes populares se han sumado a estas manifestaciones reivindicando que los pueblos de la Alpujarra "sigan manteniendo servicios bancarios".

Desde hoy, los vecinos de Murtas y, posteriormente, los de Yegen y Busquístar tendrán que desplazarse más de veinte kilómetros para poder realizar una simple operación bancaria, como el pago de recibos u obtener crédito, debido al cierre de la ventanilla desplazada con la que contaban estos municipios.

Así lo lamentó el alcalde de Murtas, el popular José Miguel Romera, que aseguró que estos cierres se están produciendo sin contar con la opinión de los vecinos. "Se nos ha impuesto el cierre de la oficina de BMN sin dar la más mínima explicación a los alcaldes desde la entidad bancaria", reprochó Romera. Por ello, el alcalde de Murtas no dudó en participar activamente en las concentraciones convocadas como protesta por el cierre de la última oficina de BMN que se materializa hoy.

"No nos vamos a callar ante lo que consideramos una injusticia y desagravio para los vecinos, en concreto, de Murtas, pero también de toda La Alpujarra", concluyó José Miguel Romera. Se espera que el cierre de oficinas se generalice en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios