El juez abre causa penal por la concesión de licencias por silencio administrativo

  • El fiscal solicita la declaración como imputado del arquitecto municipal tras la denuncia del alcalde de Monachil

Comentarios 3

El juez de Instrucción 6 de Granada, Miguel Ángel del Arco, ha incoado diligencias previas tras la denuncia presentada por el propio alcalde del municipio, José Luis Samos (PSOE), sobre presuntas anomalías en la tramitación de expedientes urbanísticos que habrían propiciado la concesión de "al menos cinco" licencias por silencio administrativo contrarias al ordenamiento en vigor.

La apertura de la causa penal ha sido instada por la Fiscalía, tras el examen de los documentos aportados por el primer edil de Monachil, si bien el dictamen del Ministerio Público aclara que la tramitación del caso por vía penal obedece en este momento del proceso a la necesidad de tener una "apreciación razonada de la relevancia penal de los hechos" sin prejuzgar la gravedad de los mismos.

Según el fiscal, con la declaración como imputado del arquitecto municipal y la de dos testigos cualificados -otro arquitecto del área de Urbanismo y la ex asesora jurídica de Monachil- se podrá determinar si "se ha de continuar la causa criminal" o si los hechos "han de ser depurados exclusivamente en vía disciplinaria".

Samos presentó "motivos de sospecha sobre la actuación del arquitecto municipal, quien estaría paralizando voluntariamente los procedimientos de concesión de licencias para que determinados promotores obtengan una autorización contraria a las normas urbanísticas vigentes por silencio administrativo positivo".

El dictamen del fiscal distingue dos bloques de supuestas anomalías administrativas; de un lado estaría la existencia de dos expedientes en los que se "habría silenciado irregularidades sustanciales como la falta de proyecto de ejecución" con la inclusión, según la denuncia, de "datos manifiestamente falsos", y de otro, las al menos cinco licencias obtenidas por silencio administrativo positivo "en las que habría una dilación injustificada del informe técnico".

Por ello, el fiscal del caso ha solicitado la declaración como imputado del arquitecto municipal de Monachil, la comparecencia en calidad de testigo del arquitecto asesor para que "explique las irregularidades" que presentan los expedientes aportados por el alcalde, y de la ex asesora jurídica que en su carta de renuncia al cargo explicaba en noviembre de 2007 que abandonaba el puesto porque "carecía de acceso a los expedientes de la sección de urbanismo y no podía emitir informes jurídicos".

El fiscal reclama también del secretario municipal de Monachil copia de los dos expedientes sospechosos de contener datos faltos y excluir informes técnicos pertinentes y de los cinco casos de licencia por silencio administrativo positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios