Una pirotecnia exige ser indemnizada por no poder abrir una tienda de petardos

  • Las administraciones le concedieron los permisos e inició una potente inversión, pero ahora se ha modificado el PGOU

El empresario motrileño Esteban Martín considera "un atropello" que el pleno del Ayuntamiento de Motril haya aprobado la modificación puntual del PGOU para limitar la instalación de los establecimientos piroténicos a una distancia mínima de 250 metros de las viviendas del término municipal. La moción presentada por el equipo de gobierno contó con el voto favorable de los ediles del PP, de IU y del PA, y el voto en contra de CA, mientras que el PSOE se abstuvo, ya que su portavoz Flor Almón argumentó que comprendía la preocupación vecinal, pero que esta modificación se había realizado de manera "precipitada", por lo que ahora "el Ayuntamiento deberá indemnizar al propietario de la Pirotecnia".

Este punto del orden del día suscitó un intenso debate, ya que esta norma se aprueba tras conocer la intención de Pirotecnia Martín de abrir un comercio en el casco urbano de la ciudad, lo que provocó meses atrás las quejas de algunos vecinos del barrio que trasladaron al equipo de gobierno su preocupación por la instalación de este negocio por el eventual peligro que puede revestir para los hogares por el material con el que trabajan

El gerente de la empresa desmintió que pudiera representar peligro para la población y argumentó que él mismo posee otras tiendas de estas características en otras ciudades y que en Valencia, por ejemplo, existen más de 80 en el casco urbano y unas 600 en toda España y son completamente legales, por lo que preguntó: "¿Motril es especial o diferente para adoptar una norma distinta a otras localidades?". Asimismo alegó que el material (petardos) perfectamente embalado viene en barco desde China hasta Hamburgo o Valencia, pasa a distribuidores y se comercializa en tiendas sin problemas.

El pirotécnico comentó que tiene todas las bendiciones de la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil, la Dirección provincial de Industria, Medio Ambiente del Ayuntamiento de Motril, y concedidas y pagadas las correspondientes licencias. Para toda esta tramitación lleva esperando 18 meses.

El problema es que esta tienda en la que se iban a vender petardos y que debía estar ya abierta (porque la idea era aprovechar la campaña de Navidad), iba a suponer una inversión de unos 140.000 euros, la cual esperaba recuperar en un periodo de unos 7 años. De esta cifra, buena parte está ya desembolsada. De ahí que en caso de no llegar a un acuerdo el próximo viernes en una reunión prevista con el Ayuntamiento, recurrirá a los tribunales para que le den la razón. Por ello, al igual que opinó el PSOE, augura que el Consistorio deberá pagar una indemnización que, al fin y al cabo, "tendrá que hacer frente la ciudadanía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios