Las playas dicen adiós al verano

  • La temporada en la costa granadina acaba sin ahogamientos y con pocas medusas

Las playas dicen adiós al verano Las playas dicen adiós al verano

Las playas dicen adiós al verano

Este verano ha destacado a nivel nacional por el número de ahogamientos. Sin embargo, en toda la Costa Tropical no se ha producido ninguno. Las empresas de socorrismo, como Serviola, que atiende el litoral de Carchuna- Calahonda y Gualchos-Castell de Ferro, se felicitan por ello, aunque su gerente David Orihuela señala que la estadística sería bien distinta si su personal no hubiese estado ahí y asegura que es preciso un esfuerzo mayor en la concienciación de los bañistas para que actúen de manera menos temeraria y que hagan caso de las normas municipales, como dejar libres los canales de actividades náutico-deportivas, no abandonar el material de pesca o respetar los lugares donde no está permitido el baño para perros.

En concreto este verano hubo tres situaciones muy peligrosas. Una de ellas se produjo en Castell, donde un varón, cuyas iniciales son E.S.M., sufrió una parada respiratoria. Tras ser atendido por los socorristas fue trasladado al Hospital de Motril, donde se recuperó. En las redes sociales él mismo publicó: "gracias a ellos sigo vivo".

La empresa de socorrismo Serviola ha atendido el litoral de Carchuna-Calahonda

Se trata de ese trabajo silencioso que no llena titulares, pero que se produce a pie de playa durante todo el verano. Entre estos casos también se encuentra el rescate de un hombre en la zona de El Farillo, que se encontraba en estado ebrio y que a 150 metros tuvo que ser sacado del agua por estos especialistas.

El tercer caso más grave tuvo lugar frente al camping Don Cactus, en Carchuna. En esta situación costera fue un nadador cansado que luchaba contra la corriente el que tuvo que ser también rescatado por los socorristas.

A pesar de que la presencia de las molestas medusas en los últimos años parece inevitable, Orihuela valora que esta no ha sido una campaña con demasiadas atenciones por su picadura. En concreto, tuvieron que efectuar 575 asistencias sanitarias por este motivo, mientras que fueron 7 picaduras por otros animales marinos y otras 19 de insecto. El resto fueron clasificadas como heridas en 60 casos, 32 por cortes, 3 por quemaduras y 17 se sitúan en el apartado de otros.

Además hubo 5 asistencias sanitarias por daños oculares, 1 por golpe de calor, 2 por subida de tensión, 7 contusiones, 1 esguince, 1 luxación y 1 fractura.

En los casos más graves un total de 8 veces se demandó la ambulancia y en 6 ocasiones fue necesario el traslado al hospital. El tiempo medio de respuesta desde que se produjo la llamada de socorro por Serviola fue de unos 2 minutos.

David Orihuela también destaca su participación en la campaña #ojopequealagua para la prevención de ahogamientos en el entorno infantil que se ha desarrollado a nivel nacional y en la que han conseguido implicar a los responsables municipales de esas poblaciones costeras.

Asimismo, subraya que es importante para la seguridad de los bañistas haber contado con materiales de buena calidad. De esta manera, han dispuesto de desfibriladores de una marca líder y los socorristas tenían material individual, como fundas especiales para los walkies "para que cuando se tiren al agua estén comunicados en todo momento".

Por último, informa de que han estado dados de alta en el 112 y en el 061, por lo que han tenido "una estrecha colaboración con ellos y hemos puesto nuestra ambulancia a su disposición desde las 12 hasta las 8 de la tarde", relata. También participaron en las labores de búsqueda de una persona desaparecida, que finalmente fue encontrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios