Suceso

Un policía evita la muerte de un bebé al trasladarlo de urgencia al hospital

  • El bebé, de menos de tres meses, tenía la piel de la cara de color cianótico y presentaba dificultades respiratorias, según ha informado hoy el Cuerpo Nacional de Policía.

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía ha evitado la muerte de un bebé en estado de asfixia al trasladarlo de urgencia en un vehículo policial al hospital general de Baza después de que su madre se personara en la oficina de denuncias y atención al ciudadano de la localidad solicitando ayuda.

El bebé, de menos de tres meses, tenía la piel de la cara de color cianótico y presentaba dificultades respiratorias, según ha informado hoy el Cuerpo Nacional de Policía.

El agente sopesó la posibilidad de practicar al niño maniobras de respiración asistida, pero lo descartó por temor a agravar su estado si tenía algún objeto extraño alojado en las vías respiratorias.

Finalmente, optó por trasladarlo junto a su madre en un vehículo policial al hospital general de Baza.

Una vez en el hospital, el bebé fue asistido de urgencia por una crisis de atragantamiento y quedó ingresado para que los facultativos determinaran el motivo de la obstrucción de las vías respiratorias.

Según el Cuerpo Nacional de Policía, la celeridad con la que el niño fue asistido le evitó secuelas permanentes e incluso su fallecimiento, porque sin la atención hospitalaria recibida no habría podido superar la crisis respiratoria que sufría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios