La próxima revisión catastral se aplaza a 2013

  • Economía incrementará el control de recibos impagados del IBI

Pese a que este año se cumple una década desde la última revisión catastral, Salobreña no tendrá una nueva ponencia hasta el año 2013. El Ayuntamiento realizó la propuesta y la Gerencia Provincial del Catastro le dio el visto bueno, por lo que hasta dentro de seis años los ciudadanos no tendrán que preocuparse por una subida de impuestos excesiva motivada por la actualización de los valores de sus viviendas. Con el fin de alcanzar el nivel recaudatorio necesario, se buscará a través de la Oficina Municipal del Catastro sacar a la luz a todos aquellos inmuebles que no vienen pagando el IBI.

A propuesta del concejal de Economía y Hacienda, Juan de Dios Márquez, la junta de gobierno local solicitó que hasta 2013 no se produzca una revisión de la ponencia. El edil recordó que son los ayuntamientos los que deciden cuándo quieren actualizar los valores catastrales. En condiciones normales estas revisiones tienen lugar cada diez años o cuando se producen modificaciones territoriales importantes, como cuando se aprueba el PGOU. Aunque la última que se realizó en el municipio fue en 1997, el Catastro ha aceptado mantener la actual hasta 2013.

Para Márquez, el incremento de los tipos impositivos del 0,55 al 0,65 por ciento aprobado recientemente es "suficiente para mantener el nivel recaudatorio que Salobreña necesita", pues a ello se añadirá en breve la apertura de la Oficina Municipal del Catastro, cuyo personal ya se está formando en la utilización de sus programas informáticos. "Lo que pretendemos es hacer aflorar todas las viviendas que actualmente no están pagando IBI", indicó el edil, y añadió que por ello "no es momento oportuno de hacer una revisión de valores catastrales, que ahí es donde sí genera un gran incremento de la presión fiscal a los ciudadanos".

Por otra parte, el edil informó que el lunes se reunió en Sevilla el Consorcio de Saneamiento de Haciendas Locales, al que pertenece Salobreña, que se ha comprometido a estudiar la solicitud del Ayuntamiento para que se tenga en cuenta el incremento de la población en los criterios de concesión de subvenciones para amortización de deuda, pues los porcentajes actuales perjudican al municipio. En 2008 el Consorcio abonará 102.000 euros en concepto de intereses de la deuda municipal, que alcanza los 2.975.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios