El proyecto para la pesca de la gamba roja, en peligro por falta de ayudas

  • El gobierno local negocia con bancos un adelanto a la espera de las subvenciones

El Ayuntamiento colaborará con la Cofradía de Pescadores en la búsqueda de financiación para llevar a cabo el proyecto experimental de pesca de la gamba roja en la Costa Tropical, que se encuentra en peligro por la demora en la llegada de ayudas. Dado que las subvenciones previstas se harán efectivas una vez finalizada la actuación, son los propios pescadores quienes deben afrontar el coste de su puesta en marcha.

La Acción Piloto de Pesca Experimental de la Gamba Roja en el litoral granadino tiene previsto su inicio el 1 de mayo de 2008, y su duración estimada es de cien días. Consiste en estudiar las posibilidades que brinda la zona de la Fonela como nuevo caladero -entre 400 y 800 metros de profundidad-, concretamente para la pesca de este producto que suele alcanzar buenos niveles de cotización en el mercado.

Con un presupuesto de 1.400.000 euros, el proyecto será financiado en un 80 por ciento a través del Ministerio de Agricultura y Pesca y de fondos europeos, aunque esas ayudas llegarán después de finalizado. Esta situación llegó a poner en peligro la materialización de la acción experimental, debido a que los pescadores y armadores participantes no cuentan con esta cuantía.

La concejal de Pesca del Ayuntamiento de Motril, Teresa Morales, anunció ayer que su área está trabajando en la consecución de los fondos que permitan sufragar el proyecto, para lo que ya inició las correspondientes gestiones con distintas entidades financieras. Los técnicos de la Concejalía trabajan con la Cofradía de Pescadores "para que se pueda llevar a cabo el proyecto, que traerá importantes beneficios para el sector pesquero", señaló la edil, quien espera que antes de enero de 2008 puedan rubricarse.

La campaña de Pesca Experimental de la Gamba Roja se desarrollará a través de cuatro barcos pesqueros de Motril, aunque la intención es que se sumen otras embarcaciones si finalmente la actuación arroja resultados positivos en cuanto a la viabilidad de la pesca de este producto. Además de diversificar la actividad pesquera en la provincia, supondría habilitar un cuarto caladero en el litoral, reduciendo la presión sobre los tres existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios