Los regantes critican que no se oiga su voz al tramitar el plan de regadíos

  • Los agricultores califican de "irrespetuosa" la actitud del Ayuntamiento de Baza

La junta de regantes de Baza y Caniles que representa a los agricultores de la zona criticó ayer la "prepotencia y desprecio" de las instituciones públicas, en especial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en cuanto a la tramitación y gestión del proyecto de infraestructura de riegos desde el pantano del Negratín a esos municipios. Los regantes aseguran que la reunión de la junta central de obras del 6 de febrero es "ilegal e ilegítima" ya que los "supuestos representantes de los regantes" fueron "colocados mediante una maniobra fraudulenta".

Además los regantes califican de "insultante y provocador" el hecho de que posteriormente se hayan realizado otras dos reuniones "que hemos conocido a través de la prensa local". Al mismo tiempo, calificó la actitud del Ayuntamiento de Baza de "cuanto menos, irrespetuoso" al respecto. Además, definieron las declaraciones en las que el representante de la CHG, Juan López Martos, aseguraba que los agricultores tendrían que pagar el coste de la infraestructura de "arrogantes, prepotentes y carentes de fundamento".

Los regantes instaron a la CHG a que tengan en cuenta "de una vez por todas" al colectivo de agricultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios