La nueva residencia para personas dependientes creará 90 empleos

  • El nuevo centro ocupará 1.500 metros cuadrados y requerirá una inversión de casi 4 millones

Tras la aprobación en pleno el pasado lunes del estudio de viabilidad para la implantación de un Centro de Atención y Cuidado para personas en Situación de Dependencia y Mantenimiento de la Autonomía, el equipo de gobierno motrileño presentó ayer el proyecto que se construirá junto a la residencia de mayores San Luis. Al mismo tiempo, negó que la iniciativa tenga como objetivo la privatización de este centro, tal y como denunció el PSOE en la sesión plenaria.

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, junto a la responsable de Acción Social, Ángeles López Cano, destacaron las "características sociales" del pliego de condiciones para la ejecución de la nueva residencia, que se denominará Hermanas Mercedarias en honor a la congregación que gestionó San Luis durante más de un siglo. Junto a ello, explicaron que el proyecto ha sido enfocado a la asistencia socio sanitaria de personas en situación de dependencia severa y gran dependencia, así como a centro de estancia diurna especializado.

El pliego de condiciones establece que, como mínimo, el 50% de las plazas del centro residencial y del de estancia diurna especializado sean concertadas. También recoge que al menos el 5% de la plantilla esté compuesta por personas que presenten una discapacidad igual o superior al 33%, lo que supone "una ratio por encima de lo que estipula la legislación vigente", señaló Rojas, que aseguró que se trata de "un importante yacimiento de empleo para Motril y resto de la comarca, ya que se crearán "cuarenta puestos de trabajo directos y aproximadamente medio centenar de indirectos".

El nuevo centro se construirá en un solar de 1.500 metros cuadrados y demandará una inversión de casi 4 millones de euros. Desde ayer está en marcha el período de exposición pública para que las empresas interesadas presenten sus proyectos y, según indicó el alcalde, se les dará prioridad a aquellas de interés social sin ánimo de lucro, "al objeto de que los beneficios sean revertidos en la atención social de las personas mayores, tanto de la residencia como del resto de la ciudad".

Por su parte, la edil de Acción Social dijo "no entender" el voto negativo de la oposición en el pleno hacia el proyecto, y le exigió que "no intenten enturbiar la puesta en marcha de esta más que importante infraestructura social".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios