Dos talleres para ganar en tradición

  • La Concejalía de Fomento y Empleo, con ayuda de la Junta y fondos europeos, pone en marcha un curso para aprender a conservar productos pesqueros y aprovechar sus potencialidades industriales

Dieciséis personas mayores de 25 años participan desde ayer en el taller de Empleo Motril Innova, que consta de dos novedosos módulos de Conservas de Productos de Pesca y Bordados, en este último caso especializado en el sector cofrade.

La acción formativa tiene una duración de un año y cuenta con una subvención de 317.679 euros, procedente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía y del Fondo Social Europeo.

Según explicó la concejal de Fomento y Empleo del Ayuntamiento, Manuela Santiago, el taller debe su nombre al carácter "innovador" de sus especialidades. Se trata, añadió, de una iniciativa "con grandes potencialidades en el territorio", puesto que "se van a desarrollar en sectores emergentes en la zona, con buenas posibilidades de empleo tanto por cuenta ajena como propia".

El módulo de Bordado se centrará en la realización de diferentes piezas, especializándose en Bordado Cofrade. Su finalidad principal es conocer los antecedentes históricos de este oficio, así como los motivos decorativos para saber combinarlos. Incluye una toma de contacto con los materiales de trabajo -tales como brocas, bastidores, caballetes- y el conocimiento del patronaje y de todas las piezas que se pueden bordar.

Según Santiago, esta formación "viene a dar respuesta a la demanda de piezas de bordado de las doce cofradías que existen en Motril, y a la falta de negocios en esta zona, lo que obliga a tener que realizar los pedidos a otras ciudades como Málaga o Sevilla".

En cuanto al módulo denominado Conservas de Productos de Pesca, desarrollará todos los tratamientos preliminares para la obtención de conservas y semiconservas, y su elaboración, embalaje y almacenamiento, junto a la preparación de las condiciones de trabajo personales y de seguridad e higiene.

El programa, según detallan desde el Ayuntamiento, incluye conocimientos sobre control de existencias; clasificación y selección de pescados, moluscos y crustáceos; limpieza, lavado, troceado y cocido de los productos; y métodos de conservación de salazonado, preanchoado, anchoado, escabechado y ahumado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios