El mal tiempo obliga a reducir a 37 los kilómetros esquiables en la Sierra

  • Durante la jornada, marcada por la nieve, acudieron a la estación 6.000 visitantes

Las adversas condiciones meteorológicas que se registraron ayer en Sierra Nevada, especialmente en las zonas más altas, obligaron a Cetursa, la empresa que gestiona la estación invernal, a reducir a unos 37,5 los kilómetros de pistas disponibles para la práctica del esquí que a primera hora de la tarde se vieron reducidos a 27. A lo largo de toda la jornada, marcada por las nevadas y la escasa visibilidad debido al temporal, la estación recibió a unas 6.000 personas, entre esquiadores y visitantes.

Los deportistas que acudieron a Sierra Nevada pudieron disfrutar sólo de 15 de sus 24 remontes y de 45 de sus 103 pistas abiertas, con espesores de que oscilaban entre los 60 centímetros y los 3 metros y medio de nieve calidad polvo.

Según la información facilitada por Cetursa, las zonas del Veleta y de La Laguna permanecieron cerradas debido principalmente a la escasa visibilidad, mientras que la Loma de Dílar estaba parcialmente abierta. La totalidad de las pistas de Borreguiles, el Río y el Parador sí que estuvieron disponibles para la práctica del esquí hasta primera hora de la tarde, cuando los 37,5 kilómetros disponibles se redujeron una decena.

Cetursa aseguró que, además de la escasa visibilidad que se registró durante toda la jornada, el cielo se encontraba completamente cubierto y que fue necesario el uso de cadenas para acceder en coche a la estación de esquí.

En cuanto a las temperaturas, las mismas fuentes aseguraron que en Pradollano se registraron temperaturas de cuatro grados bajo cero, que llegaron hasta seis grados negativos en Borreguiles. Además, la previsión meteorológica para hoy prevé que la situación será muy similar o incluso peor, ya que se esperan nevadas de tipo moderado o fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios