Congreso internacional de Bioquímica

Arranca en Fibes la cita científica más importante de la historia de Sevilla

  • Los participantes destacan la importancia del Congreso Internacional de Bioquímica y Biológía Molecular, que ya se ha convertido en un "hito en el avance de la investigación" en España.

Comentarios 4

El auditorio de Fibes acogió este martes la inauguración del Congreso Internacional de Bioquímica y Biología Molecular con un ambiente optimista y la certeza para muchos de que estaban viviendo el arranque de la cita científica más importante de la historia de Sevilla y un auténtico "hito en el avance de la investigación de nuestro país", según manifestó el rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, en uno de los discursos de apertura. El mismo Santiago Grisolía, una leyenda de la ciencia española, lo dejó claro: "Hay pocos congresos con esta calidad y cantidad. Hay gente excelente y eso no se consigue fácilmente".

Los datos más concretos los dio en su discurso el presidente y alma mater del Congreso, el catedrático de la Universidad de Sevilla Miguel Ángel de la Rosa: "Se ha logrado reunir a 2.454 participantes y 59 expositores de 73 países diferentes procedentes de los cinco continentes. Se celebrarán un total de 20 conferencias plenarias, incluidas las que pronunciarán seis premios Nobel, y se desarrollarán 137 ponencias y talleres".

Además de los números, los intervinientes en el acto de este martes destacaron también la filosofía del Congreso, marcada por el espíritu multidisciplinar, con especialistas en bioquímica, medicina, física, matemáticas o nuevas tecnologías. El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo, insistió en que "sólo a través de una actitud multidisciplinar, como la que propone este congreso, se generarán nuevos planteamientos y se ampliará el horizonte de la ciencia". Asimismo, para Ramírez de Arellano, el título elegido por este congreso, De las moléculas simples a la Biología de sistemas, resume un claro afán por "aunar distintas ramas de la ciencia desde un enfoque integrador", ya que "sólo a través del diálogo, la confrontación de ideas y la puesta en común de diferentes estudios surgirán nuevos planteamientos científicos de vanguardia".

También estuvo presente en el auditorio la preocupación por que los recortes económicos propiciados por las crisis dañen a las nuevas generaciones de investigadores, algunos de cuyos miembros exhibían camisetas reivindicativas. El propio Lora-Tamayo, un cargo político al fin y al cabo, destacó la necesidad de "salvaguardar los programas de alta cualificación y las convocatorias de captación de talento investigador, si deseamos que la cadena científica siga alcanzando nuevos eslabones. Ésa debe ser nuestra fuerza motriz". También Ramírez de Arellano quiso lanzar un "mensaje de aliento y optimismo" a los jóvenes investigadores. "En las actuales circunstancias de incertidumbre, los representantes de las universidades públicas debemos reafirmar nuestra apuesta por el conocimiento como motor esencial de riqueza y empleo", dijo el rector.

Esta idea de que la ciencia es motor de desarrollo estuvo también muy presente en el discurso del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien aseguró que "en un momento de crisis económica, la apuesta por el conocimiento es la mejor estrategia posible para ganar el futuro y afianzar un modelo de desarrollo sostenible". El político socialista no dejó pasar la oportunidad de defender la gestión de su partido en la materia al afirmar que Andalucía ha realizado un "importante" despliegue de infraestructuras y recursos que "nos ha permitido avanzar en ámbitos como la biotecnología. Nuestra comunidad ha experimentado el mayor crecimiento de toda España". Prueba de lo dicho son, según Griñán, instituciones de la importancia como Cabimer, Bionand o la Fundación Medina. Griñán también defendió el esfuerzo normativo realizado desde la Junta de Andalucía, "que permite ofrecer seguridad jurídica a investigadores y ciudadanos, en campos como la investigación con pre-embriones o la programación celular".

El acto de inauguración del Congreso, que se desarrollará hasta el próximo domingo, contó también con la presencia de Israel Pecht, secretario general de la Federación Europea de Sociedades de Bioquímica y Biología Molecular (FEBS), y Angelo Azzi, presidente de la Unión Internacional de Bioquímica y Biología Molecular (Iubmb). El primero dedicó su intervención a los obligados agradecimientos y a rendir homenaje a los antiguos miembros de su Federación, entre los que recordó especialmente a Costas Drainas, presidente de la Sociedad Griega de Bioquímica, fallecido el pasado año. Por su parte, Azzi, destacó la capacidad de la ciencia para generar paz y entendimiento entre los hombres: "La ciencia une a pesar de las diferencias religiosas, sociales, culturales y políticas".

El acto inaugural finalizó con la entrega a Santiago Grisolía y Federico Mayor Zaragoza de sendos reconocimientos. Grisolía obtuvo la medalla de la Iubmb, mientras que Mayor Zaragoza recogió el diploma de honor de la FEBS. Israel Pecht destacó de Mayor Zaragoza y su compromiso con la ciencia como director general de la Unesco entre 1987 y 1999. Por su parte, Angelo Azzi fue el encargado de las alabanzas a Grisolía, resaltando su contribución al avance de la enzimología del metabolismo del nitrógeno.

El Congreso de Bioquímica y Biología Molecular tratará en estos días problemas de gran importancia para la ciencia actual como la aplicación de células madre, el descubrimiento de nuevos fármacos o el desarrollo de terapias avanzadas contra las enfermedades que sufren cientos de miles de familias como el cáncer, la malaria, el párkinson o el alzhéimer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios