Avanzando hacia la excelencia clínica

  • Los profesionales implicados en la Gastroenterología y la Hepatología llaman a la prevención y al diagnóstico precoz en la VI Semana de las Enfermedades Digestivas

CASI la mitad de la población española padece una enfermedad digestiva. El objetivo de los especialistas es lograr un tratamiento y prevención óptimas y a este esfuerzo contribuirá la VI Semana de las Enfermedades Digestivas, SED 2011, que se celebrará del 11 al 14 de junio en Sevilla. Este acontecimiento reunirá a 1.000 especialistas constituyendo la cita anual de referencia. La Sociedad Española de Patología Digestiva, motor de esta reunión, concibe el encuentro como un foro para debatir las novedades de la práctica clínica.

Previa al encuentro, hacemos una reflexión para todos los agentes sanitarios implicados en la especialidad. La elevada frecuencia de las enfermedades digestivas y el gasto que conlleva su atención obliga a implementar una política común de asistencia sanitaria y formación médica y de la población en todas las regiones.

Sobre los temas que se abordarán, afrontamos con preocupación el problema sanitario que representa el cáncer de colon en España. Este cáncer ha aumentado su incidencia últimamente debido entre otros factores a malos hábitos (tabaquismo, ingesta de carnes rojas, sedentarismo, obesidad...). Es el cuarto tumor según número de afectados, después del cáncer de mama, pulmón y próstata. En España constituye un problema epidemiológico, con incidencia anual de más de 25.000 casos y una mortalidad superior a 12.000. Uno de los retos para los científicos es priorizar adecuadamente los métodos de detección precoz. Debemos hacer llegar un mensaje global a todas las comunidades autónomas los métodos de cribado poblacional y de diagnóstico precoz, tal como se recoge en la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud. Como médicos estamos además obligados a cooperar con la Administración para sensibilizar a la población sobre la importancia de los programas de cribado y diagnóstico precoz.

Otro aspecto que preocupa a los expertos y que abordaremos en la SED es el hepatocarcinoma: registra un aumento de la incidencia en el mundo occidental, fundamentalmente por el aumento de casos de hepatitis C. En España afecta casi exclusivamente a pacientes con cirrosis, especialmente a las de etiología vírica. Un factor de la realidad asistencial particularmente grave es que, aunque la población en riesgo está correctamente identificada, los programas de diagnóstico precoz no se están realizando en muchos de estos pacientes. Este contexto obliga a disponer de secciones de Hepatología en los servicios de Gastroenterología comprometidas en la indicación rigurosa de cada opción terapéutica y sensibilizadas en el cribado del cáncer de hígado entre la población susceptible, como los pacientes con cirrosis.

Otro tema relevante es el manejo y tratamiento de las hepatitis virales. En España aproximadamente 1 millón de pacientes tienen hepatitis crónica C y un número creciente padecen hepatitis crónica B, fundamentalmente a expensas de población inmigrante. Próximamente estará disponible una nueva opción para el tratamiento de la hepatitis C, los inhibidores de la proteasa, que rescatarán a un tercio de pacientes no respondedores al tratamiento convencional.

Especial hincapié se hará también sobre la enfermedad inflamatoria intestinal, que cuenta con unidades especializadas en la mayor parte de los servicios españoles y sobre la endoscopia digestiva, con un aumento del número de unidades y la incorporación de gastroenterólogos jóvenes excelentemente formados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios