prevención

Consejos para prevenir la deshidratación en verano

  • El consumo de algunos fármacos, como los diuréticos, puede aumentar el riesgo

Comentarios 1

"Es fundamental mantener un equilibrio entre los líquidos que ingerimos y los que perdemos para prevenir situaciones de riesgo", afirma Aquilino García, vocal nacional de Alimentación del Consejo General de Colegios Farmacéuticos. Las farmacias participará un año más en la campaña sanitaria 'Cinco Claves en Hidratación' impulsada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Alimentación.

La iniciativa sanitaria, que se llevará a cabo durante los meses de verano en las farmacias españolas, tiene por objetivo incidir entre la población acerca de la importancia de la hidratación, y de las necesidades diarias de líquidos en función de la persona y de su situación fisiológica. Al igual que en ediciones anteriores, esta iniciativa cuenta con la colaboración de Aquarius y Coca-Cola Iberia. Las recomendaciones inciden particularmente en mujeres embarazadas, en niños, en personas mayores que tienen disminuida la sensación de sed, así como en personas que hacen ejercicio físico en las horas centrales del día.

Asimismo, el vocal nacional de Alimentación del Consejo General recuerda que la utilización de forma habitual de ciertos medicamentos (diuréticos, por ejemplo) puede afectar al estado de hidratación y que existen bebidas con calorías, sin calorías y sin azúcares y hay que elegir la que mejor ayude a controlar la ingesta de energía. Una de las recomendaciones esenciales es beber sin esperar a tener sed. La sed es una señal que nos avisa de que ya hay que beber líquidos. Asimismo, se recomienda consumir entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día, que te los aportan los alimentos, como las frutas y verduras, el agua y las bebidas.

Las bebidas con sales minerales pueden facilitar una mejor rehidratación. Además, también destacan la importancia de hidratarte antes, durante y después si realizas actividad y ejercicio físico, aunque sea de forma moderada, ya que el ejercicio produce la eliminación de agua y sales minerales. Por otro lado, se desaconsejan las actividades físicas en las horas centrales del día durante la época estival.

Si se lleva a cabo algún tipo de dieta pueden variar tus requerimientos específicos de agua y, por tanto, tus necesidades de hidratación. Sigue siempre un modelo rutinario de ingesta de líquidos durante todo el día, con especial atención en momentos de calor y actividad física.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios