Descartan la relación entre uso de teléfonía móvil y problemas de salud

  • Un grupo de investigación analiza por primera vez las evidencias disponibles sobre la exposición a la radiación de las estaciones base de telefonía · Aún no es posible determinar su impacto a largo plazo.

Comentarios 3

La introducción en la década de 1990 de los teléfonos móviles digitales utilizando el Sistema Global para Comunicaciones Móviles (GSM) trajo consigo la proliferación en el paisaje urbano de las estaciones base de telefonía móvil (EBTM) en todo el mundo. Este desarrollo ha aumentado la preocupación pública y la gran controversia sobre los efectos potenciales de las emisiones de campos electromagnéticos de radiofrecuencia. Desde entonces cierta inquietud por parte de la población ha revelado la aparición de síntomas no específicos, como trastornos del sueño o dolor de cabeza, atribuída a la exposición a campos electromagnéticos. Este fenómeno se describe como la hipersensibilidad electromagnética o "intolerancia ambiental idiopática con la atribución a los campos electromagnéticos".

Los estudios sobre el impacto en la salud de las emisiones de EBTM eran escasos, poco relevantes y de baja calidad, centrados en la exposición a los propios teléfonos móviles y sus efectos en la cabeza, tales como tumores cerebrales o cambios en la fisiología del cerebro. En los últimos cuatro años, los esfuerzos de investigación han aumentado en respuesta a las quejas de la gente. Ahora, un equipo de investigadores suizos ha publicado en el boletín de la Organización Mundial de la Salud una revisión sistemática de la literatura científica relativa a todos los efectos en la salud de la radiación EBTM que se han investigado hasta la fecha. Concretamente se han publicado 134 estudios sobre el tema, pero solo 17 pasaban la criba de calidad y fiabilidad que los investigadores han realizado. En base a su análisis, los científicos del Insituto de Salud Pública de Suiza, pertencientes a la Universidad de Basilea, creen que los resultados sobre la ausencia de una relación entre la exposición a las EBTM de hasta 10 voltios por metro y la aparición de síntomas agudos se pueden considerar consistentes, ya que se basan en ensayos de laboratorio llevados a cabo en humanos, aleatorizados y enmascarados. "En la actualidad no hay datos suficientes para extraer conclusiones en firme acerca de los efectos sobre la salud de la exposición de baja intensidad y a largo plazo en el entorno cotidiano", añaden los investigadores en su estudio. Sus conclusiones abordan la exposición de hasta 10 voltios por metro. El valor máximo que marca el límite legal es de 27,5. En el análisis realizado se incluyeron 5 ensayos de laboratorio aleatorizados y realizados en humanos y 12 estudios epidemiológicos. La mayoría de los artículos examinados informaron sobre síntomas no específicos de enfermedad y la mayoría de los ensayos aleatorizados no detectaron ninguna relación entre la radiación EBTM y la aparición de síntomas agudos durante o poco después de la exposición. En los casos en los que sí se había asociado el daño a la radiación no mostraron un patrón homogéneo en lo que respecta a los síntomas o a los tipos de exposición. "También observamos que cuanto más compleja era la evaluación de la exposición, menos probable era que se constatara algún efecto". Además, los autores subrayan que se han realizado muy pocos estudios sobre los efectos en la salud más allá de los síntomas no específicos y sobre la exposición de los niños .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios