Europa se pone a dieta

  • La tasa de obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años en la mayoría de los países de la UE · Esta tendencia tiene implicaciones considerables para la salud, los sistemas sanitarios y la economía en general.

Más de la mitad de la población adulta de la Unión Europea tiene sobrepeso u obesidad según el informe Health at a glance, que publicó el pasado martes la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La tasa de obesidad se ha duplicado en los últimos 20 años en la mayoría de los Estados miembros. Esto tiene implicaciones que abarcan desde el impacto en las previsiones de problemas de salud hasta el diseño de los futuros sistemas sanitarios. El Comisario Europeo de Sanidad y Política del Consumidor, John Dalli, afirma que "a fin de revertir la tendencia creciente de la obesidad y otros problemas de salud en la UE necesitamos datos fiables y actualizados para apoyar el diseño de políticas adecuadas. Aquí es donde este informe hace una contribución tan importante y ha de ser una herramienta útil en los próximos meses y años". El informe muestra que la prevalencia de la obesidad oscila entre menos del 10% en Rumania e Italia a más del 20% en el Reino Unido, Irlanda y Malta. En promedio, poco más del 15% de la población adulta de la UE es obesa.

Los niños que son obesos o con sobrepeso son más propensos a sufrir problemas de salud a lo largo de su vida, con un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca, diabetes, algunos tipos de cáncer, artritis, asma, una disminución de la calidad de vida e incluso muerte prematura. En la actualidad, 1 de cada 7 niños en la UE tienen sobrepeso o son obesos y, según las previsiones las cifras seguirán aumentando. Sólo 1 de cada 5 niños realiza ejercicio regularmente. La actividad física tiende a caer entre las edades de 11 y 15 en la mayoría de los Estados miembros. El texto también señala una proporcionalidad inversa entre el nivel de estudios y la obesidad. Uno de cada siete niños tiene sobrepeso o es obeso. Las cifras recogidas entre 2005- y 2006 muestran que casi un 20% de los niños de los países europeos del sur (Malta, Grecia, Portugal, Italia y España), tienen sobrepeso o son obesos. A la baja, menos de uno de cada diez niños en países como Lituania, Letonia, Eslovaquia y Estonia, así como en e Países Bajos, Suiza y Dinamarca sufren sobrepeso u obesidad. Estas previsiones han hecho que la agenda de trabajo de la Comisión se adapte a esa idea. Se celebran justo estos días conferencias especiales sobre nutrición, sobrepeso y obesidad enfocadas a buscar formas de trabajar juntos a escala europea para invertir esta preocupante tendencia. En el caso de España, la prevalencia de la obesidad progresó desde el 7% registrado en 1987 hasta el 12% en 1997, y actualmente se acerca al 15%, según las últimas estadísticas disponibles.

El mayor aumento de toda la UE corresponde al Reino Unido, donde la tasa de obesidad se ha disparado desde el 10% en 1987 hasta el 25% de 2008, lo que supone el mayor porcentaje de los Veintisiete. El rápido incremento de este fenómeno ha tenido lugar incluso en países que no contaban inicialmente con una prevalencia significativa, como es el caso de Holanda, que pasó del 5% en 1987 al 11% en 2008, subraya el documento.

Aunque en la mayoría de los estados miembros el aumento de la obesidad ha afectado en la misma medida a todos los grupos de población, en España, Francia o Italia este trastorno "tiende a ser más común dentro de los grupos en desventaja socio-económica, y en especial, entre las mujeres", según el informe. El informe europeo cita un reciente estudio en Inglaterra que sostiene que los costos totales relacionados con el sobrepeso y la obesidad podrían aumentar hasta en un 70% entre 2007 y 2015.

Por otro lado, el estudio arroja algo de luz sobre algunas tendencias. La esperanza de vida al nacer en la UE pasó de 72 años en 1980 a 78 años en 2007. Hay menos muertes por enfermedades del corazón , pero sigue siendo la mayor causa de muertes en la UE, que representan el 40% de todas las muertes en Europa en 2008 .

Además, el informe constata un fuerte vínculo entre la prevalencia de la demencia y el envejecimiento de la población. El número de personas mayores de 65 años se duplicará entre 1995 y 2050. El texto también recoge la escasez de médicos como una causa de preocupación en muchos países europeos. Por último el gasto en salud ha aumentado en todos los estados miembros. A menudo aumenta a un ritmo más rápido que el crecimiento económico. En 2008, el gasto pasó, en promedio, de un 8.3% de su PIB destinado a salud. Un punto más del 7,3% registrado en 1998.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios