Llamamiento global al aumento de las donaciones de sangre

  • El Día del Donante de Sangre homenajea a sus héroes · La OMS anima a reforzar los sistemas de donación 100% voluntaria y no remunerada · Salud comienza ahora su campaña de cara al verano

La Organización Mundial de la Salud eligió la fecha del 14 de junio para homenajear a los millones de personas que salvan vidas y mejoran la salud del prójimo donando su sangre. Durante el Día Mundial se insiste en la necesidad de donar sangre periódicamente para prevenir su eventual escasez en hospitales y clínicas, sobre todo en los países en desarrollo, donde se manejan cantidades pequeñas. De los 80 países con un bajo índice de donación de sangre (menos de 10 donaciones por cada mil personas), 79 son países en desarrollo. Este evento anual tiene por principal objetivo motivar a más personas para que sean donantes de sangre, mostrando cómo trabajan los sistemas sanitarios y sus planificadores para lograr que las transfusiones de sangre sean seguras y estén al alcance de toda la población mundial. "Por encima de todo será una ocasión para agradecer a los donantes voluntarios, que están respondiendo al aumento mundial de la demanda de donaciones de sangre y componentes sanguíneos", explica una carta compartida por la OMS, la Cruz Roja Internacional y Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre. Además, insta a los países que estén creando o ampliando programas de suministro de componentes sanguíneos a que los basen en la donación al 100% voluntaria y no remunerada. Además, alienta a los países que han desarrollado mecanismos de adquisición de productos sanguíneos que establezcan una cooperación con otros países para garantizar suministros suficientes de productos sanguíneos basados en la donación voluntaria. Pero aun queda mucho trabajo por hacer también en el mundo rico. A lo largo del año, hay fechas concretas en las que la falta de previsión ha sido la causante del déficit de reservas de sangre en Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia o Aragón.

Las donaciones son importantes en mujeres con complicaciones obstétricas (embarazos ectópicos, hemorragias antes, durante o después del parto); los niños con anemia grave, a menudo causada por el paludismo o la malnutrición; las personas con traumatismos graves provocados por accidentes; y muchos pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas, y enfermos de cáncer. También se precisa para realizar transfusiones en personas afectadas por la talasemia o la drepanocitosis y se utiliza para la elaboración factores de coagulación para los hemofílicos.

La Consejería de Salud realizará, a lo largo de este mes, nueve campañas de donación de sangre en las distintas provincias andaluzas, con el objetivo de garantizar las reservas de sangre en los meses de verano y abastecer las necesidades de hemoderivados sanguíneos de los centros hospitalarios que, durante estos meses, mantienen su actividad quirúrgica. En el periodo estival, el desplazamiento de la población fuera de sus lugares de residencia supone una disminución del número de donaciones registradas, de ahí la importancia de realizar estas colectas .

Los responsables de los centros regionales de transfusión sanguínea prevén obtener, a través de estas campañas, un total de 4.000 donaciones de sangre. Las necesidades de hemoderivados sanguíneos en Andalucía se sitúan en 18.570 unidades de hematíes al mes, por lo que con las 4.000 donaciones previstas y las unidades ya almacenadas en los centros de transfusión sanguínea sería posible mantener las reservas en el período estival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios