Mejoras en abordaje del dolor crónico en Atención Primaria

  • La Plataforma Sin Dolor busca sumar esfuerzos para fomentar la formación de los profesionales, mejorar métodos diagnósticos y facilitar el tratamiento

Actualmente, el dolor representa hasta el 53% de las visitas médicas. Pese a su frecuencia, muchos de estos pacientes no encuentran un tratamiento satisfactorio y afecta severamente a su calidad de vida. Esto se debe a la falta de sensibilización por parte del propio paciente que asume el dolor como algo normal de la enfermedad que padece y la falta de información y formación de los profesionales sanitarios en el uso de tratamientos alternativos.

Por ese motivo, la ciudad hispalense acogió ayer una jornada multidisciplinar organizada por la Plataforma Sin Dolor dedicada a analizar la situación actual del sistema sanitario y presentar nuevas iniciativas para mejorar su abordaje. Esta plataforma es una iniciativa pionera puesta en marcha por la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa) y la Fundación Grünenthal. Según explica Guillermo Castillo, director de la Fundación Grünenthal , "hay iniciativas importantes en Andalucía que están mejorando el abordaje del dolor crónico pero existen carencias de formación, y no hay una sensibilización sobre la importancia de evaluar el dolor y acercar y adecuar los tratamientos". Asimismo subrayó que la atención al dolor es un derecho fundamental recogido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Durante este encuentro salió a la palestra las reticencia de algunos profesionales a la hora de administrar opioides mayores, por lo que "es primordial su formación sobre el uso racional de los opioides para mejorar la prescripción y conseguir reducir la intensidad del dolor para que afecte en menor medida a la calidad de vida del paciente", confirma el doctor Jerónimo Herrera, presidente de la Sociedad Andaluza del Dolor, "por eso estamos trabajando con la Consejería de Salud de Andalucía para desarrollar un programa de cursos de formación dirigido a este colectivo", afirma.

Además, el envejecimiento de la población hace que cada vez haya más enfermedades crónicas, por lo que el dolor estará cada vez más presente en nuestra sociedad. Hoy por hoy, el 65% de las personas mayores de 65 años sufre dolores crónicos. Por ello, dicho aumento en la prevalencia del dolor conllevará un incremento de nuevas necesidades sociosanitarias.

Durante la sesión, José María Recalde , director del Centro Andaluz de Información del Medicamento, subrayó "la necesidad de mejorarla comunicación y la relación con el paciente con el objeto de que las decisiones que se tomen, tanto en el ámbito individual de la selección del medicamento como en la organización del sistema, incluyan estas percepciones".

La Plataforma también ha creado un decálogo que en palabras del doctor Antón Herreros, director general de Fuinsa, "fue consensuado ampliamente por sociedades científicas, instituciones sanitarias y autonómicas y por parte de médicos de reconocido prestigio, que establece las bases de trabajo y los objetivos que persigue la plataforma, que destacan la importancia del abordaje multidisciplinar del dolor, así como la necesidad de mantener informado al paciente en todo momento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios