Mucha fruta y verdura para una vida longeva

  • Un estudio arroja nuevos datos sobre el impacto de la dieta saludable en el aumento de la esperanza de vida.

Un nuevo estudio demuestra que las personas que comen más frutas y verduras tienden a vivir por más tiempo. Plantas como el brócoli, el repollo y la coliflor, serían las más beneficiosas, aunque el estudio no prueba que comer más verduras automáticamente aumente la longevidad. Aun así, los resultados "proporcionan respaldo sólido a la recomendación de aumentar el consumo de verduras para promover la salud cardiovascular y la longevidad", dijo el coautor del estudio, doctor Xianglan Zhang, de la Escuela de Medicina de la Vanderbilt University en Nashville, Estados Unidos.

Los vegetales de la familia de la mostaza son ricos en vitamina C y fibra; y contienen otros nutrientes buenos para la salud. El estudio, publicado en American Journal of Clinical Nutrition, surge de una encuesta a unos 135.000 adultos de Shanghái, en China, que respondieron cuestionarios sobre los hábitos alimentarios y la salud. Luego, el equipo los dividió en cinco grupos, según cuánta fruta y verdura comían. En cinco años, murió el 4%. Y los que más frutas y verduras comían eran un 15% menos propensos a morir que los que menos de esos productos ingerían.

La diferencia fue mayor al analizar los vegetales de la familia de la planta de mostaza. El equipo halló el mismo patrón al revisar la mortalidad por enfermedad cardíaca, que fue alrededor de un cuarto de todas las muertes en el estudio. Pero no hubo evidencia de que comer frutas y verduras estuviera asociado con el riesgo de desarrollar cáncer. Según la doctora Lydia Bazzano, que no participó del estudio, los resultados son prometedores. Pero no prueban que con solo comer más frutas y verduras se pueda prolongar la vida. "Hábitos no medidos influirían en esa relación", dijo Bazzano, del Centro de Ciencias de la Salud de la Tulane University en Nueva Orleans.

El equipo intentó hallar explicaciones alternativas, como la edad, el peso, el ejercicio, el uso de vitaminas y el tabaquismo, aunque asegura que habría más factores de por medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios