Nueva herramienta para un mejor control de la alergia estacional

  • AlertaPolen, una aplicación pionera para teléfonos móviles, informa al paciente de las concentraciones de polen existentes en su zona y su nivel de riesgo.

España es el primer país europeo que pone en marcha AlertaPolen, una aplicación pionera para teléfonos móviles smartphones que informa al paciente de los niveles de polen concretos a los que es alérgico y sólo de aquellas provincias que le son de interés. Además, cuando se superan los umbrales de alerta, el paciente recibe en el instante una alarma en el móvil que le advierte de la situación de riesgo en el sitio donde se encuentra. De esta forma, el paciente sabe que debe limitar sus estancias al aire libre y comenzar el tratamiento indicado por el alergólogo. AlertaPolen, impulsada por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) con el apoyo de AstraZeneca, enviará los datos actualizados de forma diaria durante mayo y junio, y semanalmente durante el resto del año. Aunque Inglaterra, Irlanda y Alemania disponen de aplicaciones similares, ninguna incorpora el sistema de alarmas al móvil.

Julio Delgado Romero, especialista en Alergología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y miembro del Comité de Aerobiología de la Seaic, explica que en esta temporada primaveral los especialistas han empezado a detectar un incremento en el índice de algunos pólenes emergentes. "Por ejemplo, el ciprés, que hasta ahora no era especialmente relevante, ha sufrido un incremento y ya casi un 10% de nuestros pacientes están sensibilizados a este tipo de alergeno, que comienza a estar presente en el mes de enero. Del mismo modo ocurre con el plátano de sombra". Los alergenos ya no proceden solo de plantas que polinizan en abril, mayo y junio. En este mes, el aumento de las temperaturas en Andalucía predice un incremento notable en los niveles.

A la hora de analizar el valor de este tipo de dispositivos, Delgado subraya que lo más importante es partir de un diagnóstico certero realizado por un especialista y determinar bien a qué pólenes está sensibilizado. "Una vez realizado, conocer al detalle los niveles de ese polen en tu zona es algo fundamental para un control clínico", explica. A partir de ahí se pueden adoptar hábitos que permitan amortiguar esos días más difíciles para los alérgicos. "Generalmente, los que llevan mucho tiempo padeciendo la enfermedad saben como sobrellevar esos días, pero esta herramienta mejora y completa la información que reciben", afirma. Además, destaca que para un adecuado manejo es fundamental un buen control terapéutico y "eso implica no limitar la terapia a los días en los que se presentan síntomas sino hacerlo a lo largo del tiempo de un modo más integral".

Además , subraya la contribución de estas herramientas a la educación para la salud. "Cada vez es más importante la colaboración del paciente, su formación y educación para entender cómo es su enfermedad, cómo se trata y cómo deben actuar. Eso mejora su compromiso con el cumplimiento terapéutico", indica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios