El 75% de los andaluces presentan factores de riesgo cardiovascular

  • Expertos en medicina familiar abogan por implicar a las administraciones locales en actividades de prevención

Andalucía se encuentra por encima de la media nacional en factores de riesgo cardiovascular en su población, ya que sólo uno de cada cuatro andaluces no presenta alguno de los factores de riesgo cardiovasculares habituales.

Los expertos reunidos el pasado fin de semana en Cádiz con motivo del congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) reconocen que en casi el 75% de la población andaluza de factores como la obesidad, el tabaquismo, padecer diabetes o colesterol, y que conllevan altas probabilidades de padecer enfermedades del corazón como insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares, patología arterial periférica y enfermedad coronaria. El médico de familia participante en la mesa congresual sobre la prevención cardiovascular Eduardo Guija explicó en declaraciones a Efe que "en los últimos años hemos empeorado enormemente en obesidad, especialmente en obesidad infantil, donde los datos son desproporcionados con respecto a la media nacional".

El doctor Guija realizó una llamada de atención a la población en general para "cambiar los estilos de vida, y modificarlos radicalmente porque la obesidad y la diabetes serán la verdadera epidemia del siglo XXI". Dentro de Andalucía, los datos aportados por este facultativo arrojan que la franja de Cádiz, Sevilla y Huelva es la que peor salud cardiovascular presenta, ya que está por encima de la media andaluza, que a su vez ya es más alta que la nacional.

Guija ha insistido en que "es necesario que todos conozcamos estos riesgos y las concejalías de deportes y los centros sanitarios trabajen juntos para que no sigamos coleccionando factores de riesgo cardiovasculares como quien compra papeletas para que le toque un infarto". Estos datos están siendo ahora analizados dentro del estudio Dreca2 que encarga la Consejería de Salud, y que no se realizaba desde 1992.

Por otro lado, en esta reunión también se puso de manifiesto un progresivo incremento en la prescripción de psicofármacos relacionados con trastornos de ansiedad, depresión y somatizaciones, en un marco de una creciente medicalización de la vida cotidiana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios