Mujer

Los cambios hormonales afectan al colágeno de la piel

  • La ingesta habitual de fruta y verdura ayuda a frenar los efectos de la menopausia.

Los cambios hormonales experimentados durante la menopausia traen consigo multitud de cambios en la mujer, desde óseos y metabólicos, hasta cutáneos. De hecho, el déficit hormonal que se produce en la mujer provoca la pérdida de lípidos, agua y colágeno que impacta sobre el estado de la piel. "La manifestación más visible de la piel durante la menopausia es su adelgazamiento y sequedad, lo que condiciona una pérdida de flexibilidad y contractibilidad", comenta el doctor Rafael Sánchez Borrego, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia.

Durante esta etapa la piel se vuelve más fina al disminuir la capa de colágeno y está más seca porque las glándulas sebáceas segregan menos sebo, unos cambios que conducen a una epidermis más rugosa y dura. "Dentro de la imagen física, las mujeres han pasado a asumir la deshidratación de la piel como algo normal de la edad a mostrar una gran preocupación por el estado de la salud dermatológica gracias a una mayor conciencia de la importancia del bienestar", comenta Sánchez Borrego.

A lo largo de la vida la piel experimenta cambios condicionados por factores intrínsecos (la herencia, la raza y la edad) o extrínsecos (los años de exposición solar, los hábitos alimenticios, el consumo de tóxicos, etc.) que aceleran el impacto en la dermis. Por este motivo, es importante adoptar una alimentación rica en frutas, verduras, fibra, fomentando el ejercicio diario y evitando el tabaco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios