"La cirugía estética no debe ser un capricho para adolescentes"

  • Como voz de los profesionales españoles en medicina estética, este especialista gaditano defiende la labor de su especialidad en el área de la cirugía reparadora

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), en colaboración con su fundación docente, celebra estos días en Cádiz su congreso anual. Nicolás Maestro, su presiente, trata de mejorar la percepción social de estos especialistas para que no se banalice su labor y se aprecie la actividad de los cirujanos plásticos y reparadores en casos de grandes quemados, accidentados o pacientes con enfermedades complejas.

-¿Cómo puede servir esta puesta al día para conocer mejor la tarea de los cirujanos plásticos?

-Queremos dar a conocer la tarea que los cirujanos plásticos realizan en el campo de la reconstrucción, ensombrecida a veces por la cirugía estética. El congreso tiene un programa muy rico en ambos campos. También se abordan temas relativos a estética, como reducción o aumento de mama. En reconstrucción queremos hacer hincapié en trasladar los avances más significativos que están permitiendo mejorar los resultados en casos complejos. En nuestra especialidad tenemos gente muy buena en España.

-¿Cuáles de esos avances considera importantes como incorporación a la cartera de servicios?

-Es un futuro muy cercano. Sin estar integrados en la práctica diaria, ya se están utilizando, por ejemplo, células de grasa en terapia regenerativa. La microcirugía de cara más innovadora está ya aprobado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En microcirugía España está considera una potencia mundial. Se ha realizado una labor importante en casos de cáncer de cabeza y cuello, reconstrucción y microcirugía.

-¿Cree que se banaliza la intervención quirúrgica en el mundo de la cirugía estética?

-Queremos que se conozca nuestra especialidad. La parte que más se conocer es la de la cirugía estética. También, en cierto modo, eso responde a que somos el tercer país del mundo donde más operaciones de cirugía estética se realizan. La parte de cirugía plástica y reparadora está muy desarrollada. Nuestra idea es tratar de reconocer nuestra aportación a la asistencia sanitaria, y extender la creación de unidades de este tipo para tratar quemados graves, accidentados y pacientes con tumores o patologías congénitas. También existen casos en los que hay un problema psicológico o situaciones en las que se vea muy afectada la calidad de vida.

-¿Y por qué España es el tercer país mundial en número de intervenciones de estética?

-El factor clima es determinante. Brasil y Estados Unidos son los otros dos. Son zonas de mucha vida social, con más culto al cuerpo. A las personas les gusta cada vez más cuidarse y a eso se suma el aumento del poder adquisitivo en España en las últimas décadas.

-¿No hay algo peligroso en que e la cirugía estética se convierta en un regalo de cumpleaños de una adolescente?

-La propia sociedad es la que quiere poner un poco de orden. Por eso nos hemos posicionado en momentos concretos, como cuando una discoteca sorteaba una operación de aumento de pechos. También nos oponemos a que la cirugía estética se ofrezca a menores como si fuera algo trivial, un capricho o un regalo de cumpleaños. Son operaciones que, como toda actividad quirúrgica, tienen riesgos mínimos. Por eso hacemos lo posible por no banalizar. Hay casos de personas profundamente acomplejadas y podemos mejorar el estado anímico y su calidad de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios