La red facilita la democratización de la atención sanitaria en España

  • Mientras los profesionales se apoyan en estos recursos para acercarse a sus pacientes, muchos de ellos se emancipan y se convierten en auténticos 'expertos'.

"Ahora sí que se ha democratizado la medicina; los médicos quieren compartir con sus pacientes", decía Ana Valderas desde la Federación Española de Mujeres con Cáncer de Mama para subrayar en una reunión de oncólogos "lo importante que es compartir la información" para que llegue a la población y para que esta asuma su protagonismo sanitario. Y así ha quedado también patente en el II Congreso de la Blogosfera Sanitaria que acaba de celebrarse en Madrid y que ha levantado acta de que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las redes sociales se han consolidado en el ámbito sanitario.

De hecho, el estadounidense Dana Lewis, experto en los nuevos medios sociales del Hospital Sueco de Seattle, recalcó en la inuguración que en su país las redes sociales e Internet son ya parte de la práctica médica: el 86% de profesionales de medicina busca información de salud en la red y se sirve de ella para la educación sanitaria y la promoción de la salud. También el 80% de pacientes recurre a Internet, sobre todo para buscar información sobre síntomas de enfermedades, terapias y ensayos clínicos.

España sigue ese camino y, como confirmó un estudio de Pfizer sobre el rol sanitario de Internet, ya rondan el 80% las personas que buscan en la red información sobre algún aspecto de salud, más incluso que en la consulta médica (77%) o la farmacia (46%). En las profesiones sanitarias también se ha generalizado el acceso a las nuevas tecnologías, que son fuente de información y formación sobre los últimos avances científicos y organizativos, así como, cada vez más, un medio para facilitar el encuentro interactivo médico-paciente y para mejorar su relación y la calidad asistencial.

Por el escaparate bloguero y de las TIC sanitarias pasaron desde el envejecimiento activo hasta la nuevasanidad de pacientes crónicos. La médica de familia María Ángeles Medina inscribió la renovación tecnológica en otra de concepto: el foco ya no se pone en un "agudo que aparece, se le trata y da de alta", sino en el "crónico al que se acompaña, empodera y, en vez de darle de alta, se le sigue siempre en el radar" asistencial. Además, ese paciente se ha "emancipado", es un "paciente experto, que no es el listillo que mira en Internet, sino alguien capaz de compartir conocimientos, vivencias e incluso ayudar a otros". De ahí los Programas de Pacientes Expertos, Escuelas de Pacientes en algunas comunidades y hasta una Universidad de Pacientes.

Y tampoco hay que depender solo de Internet; puede bastar con el vídeo, incluso tan precario como el de un móvil. Como dijo el médico de familia Salvador Casado, "el refuerzo audiovisual logra un 40% de retención frente al 15% del escrito", y lo importante es "generar nosotros el contenido", porque "los pacientes confían en nosotros". No importa tanto la calidad de la imagen como la cercanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios