Las farmacias quieren reforzar el cumplimiento del calendario vacunal

  • Los colegios profesionales diseñan una campaña para mejorar la prevención y no olvidar las dosis de recuerdo

Las vacunas son una de las medidas más eficaces en la prevención de importantes enfermedades que afectan a todos los ciudadanos, con especial repercusión en la infancia y la adolescencia. Según los expertos desde el nacimiento, y hasta los 14 años, todos los niños y niñas deben vacunarse para evitar determinadas enfermedades así como sus consecuencias y complicaciones, siguiendo las pautas de vacunación que indique el Calendario Oficial de Vacunaciones vigente en cada Comunidad Autónoma. Es importante que los farmacéuticos, en el ejercicio profesional dentro de la oficina de farmacia, colaboren en el seguimiento de los tratamientos, entre ellos las vacunas, ayudando a incrementar la eficacia de los mismos y disminuyendo la probabilidad de aparición de reacciones adversas, con lo que se pueden alcanzar beneficios económicos y sociosanitarios.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos emprenderá una campaña para mejorar la actualización de los conocimientos en vacunación , con el fin de trasladar a las personas que van a recibir vacunas, así como en su entorno familiar más cercano en el caso de niños pequeños, la importancia de la prevención. Según fuentes del Consejo, " aunque la dispensación de vacunas en las farmacias es reducida, queremos recordar la importancia de las vacunas o la necesidad de cumplir y no olvidar las dosis de recuerdo". La necesidad en incidir en determinadas vacunas varia entre unas regiones u otras. Neumococo, hepatitits o tétanos son algunos ejemplos.

Esta campaña se desarrollará entre los meses de enero a julio de 2009, y comprenderá dos acciones: una dirigida al farmacéutico, con el objetivo de que éste consiga la formación necesaria para que pueda actuar como educador sanitario y sea capaz de resolver las cuestiones planteadas por sus pacientes acerca de las vacunas, y la otra acción orientada a las personas que vayan a emplear una vacuna y acudan a la oficina de farmacia. Uno de sus objetivos es fomentar el papel del farmacéutico como agente sanitario para consolidar su participación en la detección de problemas de salud pública .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios