Los motores diésel provocan que los alérgenos sean más agresivos

  • El hecho incide en el aumento de alergia a pólenes que hasta ahora no estaban muy presentes.

Los altos niveles de polución de las grandes ciudades y la contaminación de los motores diésel "provoca que los alérgenos de los pólenes sean más agresivos", según ha señalado en un comunicado la directora de la Unidad de Alergología del Hospital Casa de Salud Valentina Gutiérrez.

Al respecto, ha explicado que un estudio muy reciente comprueba que al someter los pólenes a la influencia de partículas y material soluble de las emisiones de los motores diésel, "el desarrollo del polen se altera, se hace gigante, irregular en su forma y se pela con la aparición de nuevos alérgenos". Por ello, ha explicado que esto motiva que se estén atendiendo cada vez más casos de alergia al polen de plantas que tradicionalmente no se han considerado muy alergénicas, como el azahar y la palmera. Las alergias respiratorias afectan más a la población urbana que a la rural en una relación aproximada de dos a uno tanto en niños como en adultos; es decir, que afectan al doble de sujetos que viven en la ciudad, según indica la especialista de la Unidad de Alergia y Asma del Hospital Casa de Salud, la doctora Gutiérrez Vall de Cabres. Asimismo, el cambio climático y la polución están favoreciendo el incremento de este tipo de afecciones, que, actualmente son más frecuentes entre las nuevas generaciones que en la mayoría de casos y por razones sociológicas, desarrollan su vida en la ciudad. "Aunque los cambios climáticos debidos a la alternancia de episodios de frío y calor, así como el aumento medio de la temperatura media, favorecen el desarrollo de las alergias, pues hay polinizaciones sucesivas y el polen se concentra más en el aire", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios