La práctica de deporte exige en ocasiones protecciones oculares para evitar lesiones

  • Los deportes con más riesgo son el frontón, el baloncesto, el squash y el béisbol.

Comentarios 1

El incremento de la práctica deportiva, la mayoría sin protección ocular, está incrementando las lesiones en los ojos, sobre todo en deportes con un alto riesgo de impacto, como el squash y el baloncesto, según datos de la Sociedad Ergoftalmológica Española, que celebra su congreso anual en el marco del de la Sociedad Española de Oftalmología. Se calcula que unas 72.000 personas sufren traumatismos oculares cada año, de los que una cuarta parte se deben al deporte.

En los niños, el deporte o el ejercicio suponen casi la mitad de los mismos. Una correcta información y protección adecuada evitarían el 90% de las lesiones. La mayoría de los traumatismos son debidos a una pelota o a un palo, advierte el doctor Pedro Fernández de la Fuente, presidente de la sociedad, que participa en el congreso.

Los deportes con más riesgo son el frontón, el baloncesto, el squash, el béisbol, el hockey y las artes marciales, para los que los oftalmólogos recomiendan protección con gafas de policarbonato o cascos con rejilla, según el caso. El fútbol es el deporte con más lesiones oculares, según este experto, debido a su uso extendido, aunque su riesgo es moderado. Según diversos estudios, un jugador de fútbol tiene una probabilidad de 50 de sufrir una lesión ocular en una carrera de 8 años. El baloncesto es la principal causa de lesiones oculares deportivas entre los 15 y los 24 años en Estados Unidos. Cada año se producen en la NBA aproximadamente 50 lesiones oculares de gravedad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios