El comienzo más esperado

  • A la ilusión por comenzar una nueva Semana Santa se unió este año el estreno de la tribuna de Ganivet, que ha marcado el Domingo de Ramos de 2011.

El Domingo de Ramos que vivió ayer la ciudad de Granada escribió un nuevo capítulo de la historia cofrade granadina. No por el buen tiempo, que lo hizo; tampoco por las buenas estaciones de penitencia de las cinco cofradías, que lo fueron; sino por el estreno de la nueva tribuna oficial en la calle Ganivet. La Semana Santa de 2011 es y será por siempre la del cambio de la carrera oficial y no pudo salir mejor.

Pasados varios minutos de la hora fijada -los horarios se intentaron cumplir al máximo pero hubo retraso y más cuando las hermandades sabían que no habrá sanciones-, pedía la venia en el palco de la Federación de Cofradías la hermandad de la Borriquilla, la que se encargó de abrir el día y la tribuna. Antes se vivió todo un protocolo previo de los abonados a los palcos buscando sus nuevos sitios, conociendo a los nuevos vecinos de palco y haciéndose a la nueva ubicación después de toda una vida cofrade viendo las hermandades en la Plaza del Carmen. Los palcos fueron del agrado de todos y su confección y comodidad referida por los abonados. Comodidad que dan las nuevas sillas que destierran a las antiguas de lamas de madera que después de más de cinco horas al día utilizándolas resultaban bastante incómodas.

La Borriquilla, que salió a las cuatro y veinte de la tarde desde el Perpetuo Socorro, llegó hasta la tribuna oficial sin la palmera del paso de misterio. Desde su salida se notaba un cimbreo excesivo y finalmente por la calle Elvira tuvo que retirarse al desprenderse y afectar a parte de uno de los candelabros de guardabrisas del paso. Aún sin palmera, la presencia de la hermandad en la calle fue perfecta a pesar de la preocupación en la junta de gobierno por el percance con la palmera. Como cada año acostumbra, el cortejo de la hermandad contó con la participación de numerosos niños vestidos de hebreos y jóvenes nazarenos, que este año estrenaban túnica diseñada por Bere Casillas. No en vano, es una de las cofradías más queridas y en las que inician su vida por las hermandades casi todos los cofrades.

La Virgen de la Paz, con un atrevido pero hermoso exorno floral a base de rosas color rosa, hizo su paso por la Plaza de las Pasiegas con los sones de Palio Blanco por la coronación canónica de la Virgen de la Aurora el 8 de mayo de 2011, como recordó en su levantá el capataz general de la cofradía, Alberto Ortega. Vestida por Francisco Garrido, la imagen lució un tocado de blonda a gusto del autor de la imagen, el sevillano Dubé de Luque.

La siguiente hermandad en pedir venia en Ganivet -donde se vio el inconveniente que se había avisado de entrar al palco por delante, que hace que los abonados tengan que esperar el paso de la hermandad o interrumpirlo-, fue la de la Santa Cena. Tras una salida multitudinaria desde Santo Domingo trabajando las marchas desde el interior del templo y dando una lección como están acostumbrados a hacer en cuanto al trabajo costalero, llegó el imponente paso de la Santa Cena. Con el trabajo de la talla avanzando poco a poco se puede intuir cómo será el resultado de este 'barco' realejeño que desde este año es más sacramental si cabe al añadir en la cartela central del canasto una réplica en miniatura de la Custodia de la Catedral que protagoniza el día del Corpus Christi. Un detalle muy acertado.

Detrás, el paso de palio de la Virgen de la Victoria, que este año apareció con una belleza destacada vestida por Francisco Garví. Un palio de tradición, histórico, que mantiene su atractivo cofrade como se pudo ver en el regreso, también de ensueño como lo fue toda la estación de penitencia.

Desde San Pedro llegó la hermandad de las Maravillas, que este año dedicó su estación de penitencia a su hermano mayor, Juan Vicente Gómez, hospitalizado tras sufrir hace unos días un accidente de tráfico. Desde su salida ya se hicieron guiños a Gómez. De hecho, su mujer fue la encargada de dar la llamá en el interior del templo.

Como es tradición en esta hermandad, el palio salió con la marcha Sale la Virgen de las Maravillas. Desde ese momento, chicotá tras chicotá fueron recortando la distancia hacia la Catedral para realizar la estación de penitencia. Impresionante un año más ver el misterio de la Sentencia, al que dedicaron numerosas saetas durante toda la salida como la que cantó Juan Pinilla a los dos titulares desde el Madoc.

La hermandad de Jesús Despojado fue la última del día en realizar su salida y lo hizo desde el barrio Fígares. Una hermandad que este año vive una actividad intensa que no parará hasta el mes de agosto debido a su participación en Madrid en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que presidirá Benedicto XVI. Por esa participación, que hará que el paso de Jesús Despojado recorra las principales calles de Madrid, este año se ha podido ver un gran estreno en nuestra Semana Santa como es la restauración y retallado de la imagen de Jesús Despojado y del resto de figuras del misterio excepto una que no ha dado tiempo a concluir.

Con el cambio, la imagen del Despojado ha ganado mucho y presenta una estética más serena y dulce que antes. Además, se ha replanteado la colocación de las figuras para que se vean todas las imágenes y sobre todo la del Cristo. Entre ellas, destaca por su belleza la de la Magdalena, que este año vestía de negro por el fallecimiento el año pasado del sacerdote escolapio Enrique Iniesta.

Con la banda de la hermandad que también estrenaba uniforme, la cofradía dio ejemplo de su seriedad y buen hacer durante todo su recorrido.

La última en pasar por tribuna oficial fue la hermandad de Jesús Cautivo y la Virgen de la Encarnación. Hermandad conventual que adopta a la iglesia del Sagrario como sede durante la Semana Santa y que cerró el círculo de perfección del Domingo de Ramos granadino. El paso del Cautivo puso la discreción y austeridad entre los grandes misterios del día y la Virgen de la Encarnación dejó por unas horas la intimidad franciscana en la que se envuelve todo el año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios