La saeta en lenguaje de signos acerca la Pasión al colectivo sordo

Granada asistió ayer a un nuevo paso hacia la igualdad, la primera saeta traducida a lenguaje de sordos. Colectivos como La Ciudad Accesible o la Agrupación de Personas Sordas de Granada (Asogra) se han congratulado de esta iniciativa por la inclusión que se hace por segunda vez en Granada.

Según informa La Ciudad Accesible se trata de "una mezcla a priori divergente entre flamenco, tradición religiosa y accesibilidad", que "ha permitido concebir un momento único en la Semana Santa a nivel mundial ya que se ha hecho realidad la primera saeta accesible" a personas sordas "con una letra por seguiriya inspirada en la diversidad y superación", ante un público formado por personas con discapacidad.

El cantaor Iván Centenillo y la intérprete en lengua de signos Esther Ramallo hicieron posible este gesto que tuvo lugar el Miércoles Santo de 2017 en la taberna museo El Rincón Cofrade de Granada.

Y el pasado lunes Santo, ante un público de personas sordas y con el alcalde, Francisco Cuenca, y la concejal de Igualdad, Jemi Sánchez, Iván Centenillo le cantó al Cristo del Trabajo del Zaidín. La saeta para sordos ha sido una de las acciones más innovadoras este año en la programación de la cuarta edición de esta guía, que edita y diseña La Ciudad Accesible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios