Reordenación de horarios e itinerarios

El lío del Miércoles Santo

  • El cambio a Ganivet ha obligado a rehacer los recorridos y horarios de las cofradías del día, una tarea que no ha sido nada fácil y que tuvo su espacio en el pregón oficial

Este año el Miércoles Santo es distinto. El cambio de la tribuna oficial a Ganivet ha obligado a cambiar horarios e itinerarios de las cofradías ya que este día, por la cercanía de todas las corporaciones, era complicado acceder a Ganivet siguiendo el orden y horas antiguas. La gran novedad es que los Gitanos, que salían sobre las 17:30 pasan a ser los últimos y salen de noche, lo que hará que lleguen hasta la Abadía del Sacromonte en el amanecer del Jueves Santo. Así, los primeros en salir serán los Estudiantes, seguidos de Penas, Rosario, Nazareno y Gitanos.

Pero llegar a un acuerdo no ha sido nada fácil. Se han necesitado numerosas reuniones y alternativas que ha resumido muy bien este año en el Pregón Oficial Fernando Egea, en uno de los capítulos más simpáticos y recordados de su pregón y que ahora reproducimos:

"Este es el resumen de cinco noches largas en la sede de Federación. Las cinco hermandades del Miércoles Santo convocadas para ponerse de acuerdo en horarios e itinerarios, recorriendo las mismas calles y plazas. Alguien le dice a Jacinto Morente que se vaya, que aquello va para largo, pero el hombre insiste en quedarse.

Pepe Montero introduce la sesión diciendo que sería bueno que todas pasaran un cuarto de hora antes. Comienza el Rosario eligiendo quedarse donde estaba, las Penas segundos, los Estudiantes eligen cuartos, le toca al Nazareno. Los cofrades del Nazareno en ese momento están dudosos. No saben qué elegir, si primera o última. Tres miembros de Junta y su hermano mayor, cuatro, llegan a mantener cinco variables posibles de horarios e itinerarios al mismo tiempo. Hablan entre ellos manejando calles, horas, público, cortejo, monjas, tiempos. 'Si pasamos los primeros, molestamos a las Penas por San Matías, y no pueden salir, pero si pasamos los últimos, los Estudiantes no nos dejan salir a nosotros de las Carmelitas, a no ser que salgamos antes y demos una vuelta por el barrio; pero si el Rosario tira por Varela, entonces no podemos pasar. No, no, espera, que si salimos los últimos, los Estudiantes tiran por Mariana Pineda y no nos molestan. Pero ¿cómo vais a tirar por Mariana Pineda los Estudiantes, si está cortada Puerta Real por las Penas?'. 'La plaza no, la calle Mariana Pineda'. '¡¡Aah!! Entonces sí que podemos ser los últimos sin problema'. 'Calla, calla, que las monjas no nos dejan que salgamos tan tarde. Los primeros por Varela antes que pase el Rosario y no se hable más". Molero junior tiene todas las variables en la cabeza y encuentra el hueco para llegar hasta carrera, pero le queda un pequeño gran problema, la vuelta. Nos habíamos olvidado de los Gitanos. ¿Qué harán los Gitanos? Y las miradas se volvieron hacia sus tres representantes.

Los Gitanos callan estupefactos. Van a pasar de un solo golpe de ser los primeros a los últimos. La misa de los jesuitas les obligará a salir aún más tarde y organizar el cortejo en la mitad de tiempo. Todo un reto. Pero lo aceptan de buen grado. Anuncian que saldrán por la Gran Vía. '¿Cómo por la Gran Vía?'. '¿Por dónde, si no?'. Alguien dice: 'Podéis pasar por Elvira'. Cualquiera mete a los Gitanos con ese séquito a las nueve de la noche girando para Elvira. Ellos lo tienen claro y es lógico, por Gran Vía. Entonces, si los Estudiantes van por arriba, ¿por dónde pasan? 'Por Gran Vía', dicen. Y el Nazareno, al salir de Catedral, ¿por dónde pasa? 'Por Gran Vía'. '¡¿Cómo?!', dice el Presidente, 'a ver que la liamos'. El Nazareno propone cruzar Gran Vía rápidamente delante de los Gitanos para no coincidir y llegar hasta Elvira. Los Estudiantes prometen dejar la calle libre antes de que lleguen los Gitanos, los Gitanos temen quedar bloqueados en Gran Vía entre unos y otros. Las Penas anuncia que también pretende subir hasta Gran Vía. Los Gitanos, dándole vueltas a eso de ver al Nazareno cruzar por delante, como un rayo, reclaman otra solución. 'Que el Nazareno coja por Elvira y después baje Pavaneras'. 'Espera, espera, espera que me aclare. Si el Nazareno se esté encerrando, corta a las Penas, y si las Penas no pasa, no pasa el Rosario'. Entonces Paco Castro le propone al Nazareno: '¿Por qué no pasáis por Inés Rosales?'. 'Eso, que los Gitanos bajen por Reyes Católicos y el Nazareno tire por Inés Rosales'. '¿Inés Rosales, Paco? ¿Dónde está eso? ¿Esas no son unas tortas?' Otro pregunta: '¿Con el cuarto de hora o sin el cuarto de hora, Pepe?'. Pepe Montero responde: 'Eso ya es lo mismo'.

Alguien, para rematar la noche, propone que los Gitanos se vayan al sábado, los Estudiantes den la vuelta por San Antón hasta el Palacio de Congresos y la cosa se calienta. El otro insiste: '¿Con el cuarto de hora o sin el cuarto de hora, Pepe?'. A Pepe se le va poniendo cara de atasco monumental, de embotellamiento de pasos y de guardia de tráfico cofrade.  Menos mal que alguien cambia de tercio y pregunta: 'Entonces, ¿el palco de toma de hora de Ganivet es de entrada o de salida?'. 'Es de entrada a la entrada y de salida a la salida, y en la presidencia se pide la venia'. 'Pero si a la salida de la entrada no tomas hora de salida, puedes molestar a la siguiente a la entrada'. Pepe aclara que a la entrada se toma la hora de entrada y salida y después la venia, y después la hora de salida a la salida, pero no la de entrada. Entonces alguien pregunta: '¿Pero en qué presidencia se pide la venia? Porque hay dos presidencias'. '¿Cómo va a haber dos presidencias?'. 'Sí, la de la Federación y la del Ayuntamiento'. Alguien que ha perdido el hilo de tanto lío, dice: '¿Es que al final pasamos por el Ayuntamiento?'. 'La del Ayuntamiento no es presidencia, es un palco, y la venia se pide ante la Federación, que estará en el hotel Meliá'. '¿Cómo? ¡Que la Federación estará en el hotel Meliá!'.

'¡Ya está!', dice uno. 'Podemos poner los walkies de todas las hermandades en la misma frecuencia y conectarnos entre nosotros, a ver por dónde vamos'. 'Sí hombre, que le ordene yo a mi Cruz de Guía que avance y la liemos con la Cruz de Guía de otra'. Pepe Montero, resignado, dice: 'Después de cuatro reuniones estamos en el mismo sitio'. Al salir de la reunión a la una de la mañana, alguien le dice a Jacinto. '¿Ves, Jacinto, como esto iba para largo?'. Y Jacinto responde: 'Total, para lo que habéis hecho'.

A la quinta reunión llegó la solución. Estudiantes, los primeros, con un paseíllo por el Realejo; Penas, segundos; Rosario, terceros; Nazareno, cuartos y Gitanos... Y los Gitanos saldrán de la Catedral a eso de las una de la mañana. Realizarán el camino de regreso al Sacromonte a lo largo de una bellísima madrugá. ¡Hala, ya tiene madrugá Granada!".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios