Una provincia para vivirla con mucha Pasión

  • La Costa y los municipios del interior pujan con unas Semanas Santas muy arraigadas que concentran sus principales atractivos entre el Jueves y el Viernes Santo

Los fieles de la Semana Santa, las granadinos de la capital que viven intensamente esta conmemoración religiosa, ya sea por devoción o folklore, se enfrentan cada año a una difícil dicotomía cuando se acerca el Jueves Santo. Disfrutar de la fiesta en las calles y empaparse del olor a incienso y el sonido de trompetas, cornetas y tambores hasta el cierre del Domingo de Resurrección, o aprovechar los festivos para hacer algo de turismo y recargar las pilas antes de volver a la vorágine de los días laborables. Lo cierto es que tienen una opción intermedia mucho más satisfactoria que es la de vivir la Pasión por la provincia y disfrutar doblemente de los atractivos que ofrecen en estas fechas municipios como Motril, Almuñécar, Salobreña, Loja, Guadix, Baza, Huéscar y Cuevas del Campo, entre muchos otros. Una alternativa que también se les enseña a los turistas, nacionales e internacionales, que visitan Granada por estas fechas y quieren huir por un rato de la ciudad para adentrarse en otras Semanas Santas tan genuinas como la de la capital. Elijan destino-playa o interior-, metan lo imprescindible en la maleta y vengan de viaje por una provincia con mucha Pasión que contar.

Como no podía ser de otra manera, Motril es donde más actividad hay estos días después de Granada. La Semana Santa de la capital costera, cuya creación se remonta al año 1600, reúnes a doce hermandades, 23 pasos y 6.000 cofrades, con salidas diarias, desde el Domingo de Ramos al de Resurrección. Y es a partir del Miércoles Santo cuando celebra de sus días más señeros. Hoy vivirá una noche larga y especial que arranca con la procesión del Nazareno que llenará de verde esperanza las abarrotadas calles de Motril para continuar con el cortejo de la Pasión y la imponente imagen del Cristo de la Buena Muerte. Ya en la noche del Viernes Santo llega otro momento cargado de clasicismo con la salida del Santo Sepulcro, en la que destaca la estampa de la Virgen de los Dolores. Además, el domingo se vive otro momento muy singular con la procesión del Dulce Nombre de Jesús, en la que un cortejo exclusivamente de niños portan la imagen del Niño Jesús en actitud de bendecir y lo acompañan haciendo ruido porque blanden campanillas de barro blanco.

La Semana Santa de Almuñécar, declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía, disfruta su Jueves Santo con cinco pasos en la calle, con la peculiaridad que deja la imagen de la Virgen de la Esperanza acompañada por cientos de niñas y mujeres vestidas de mantilla negra y jóvenes horquilleros vestidos con traje azul marino y camisa y guantes blancos. Otro de los momentos interesantes tiene lugar en la mañana del Viernes Santo con la Celebración de 'El Paso' en la que decenas de sexitanos recrean un auto sacramental que del trayecto que hizo Cristo por la calle de la Amargura.

En Salobreña, la espectacularidad la determina el marco por donde pasan cortejos penitenciales. De las más sonadas es la procesión del Silencio, la que más penitentes tiene, y a la que se le suman bastantes fieles. Los salobreñeros viven con particular emoción el paso de este Cristo por la estrecha calle Real, donde llega a rozar las paredes caladas de blanco con el madero de la cruz.

El interior de la provincia también guarda una relación muy especial con la Semana Santa. Así, al atractivo de la Pasión Viviente de Cuevas del Campo, una representación en la que participan 600 vecinos y recibe cada año alrededor de 15.000 visitantes, se unen otras tradiciones muy llamativas como la de los incensarios de Loja. Esta representación se centra en los incensarios, pintorescos personajes únicos en el mundo, que irrumpen en cada desfile procesional para rendir pleitesía a las imágenes con sus coplas. Una tradición con seis siglos de historia que este año será doblemente especial tras el reconocimiento oficial de la Semana Santa de Loja como la Decana de la provincia de Granada. Hoy jueves y mañana viernes son los días grandes.

También es muy antigua la Semana Santa de Guadix, cuyo origen se remonta al 1500. La catedral accitana es, sin duda alguna, la gran protagonista de esta celebración y donde se viven más intensamente las emociones que va dibujando toda la iconografía de música, olores y bellas estampas. El Viernes Santo es un día muy especial con hasta cuatro cofradías e imágenes de gran valor patrimonial en las calles.

En Baza habrá seis desfiles entre hoy y mañana con el momento especial de la Archicofradía del Santo Entierro, una procesión que acompañan representantes de todas las cofradías. Más al norte, en Huéscar, hay que destacar la devoción por la representación de las Tres Caídas en la Plaza Mayor durante la mañana del viernes.

Ya mucho más cerca de la capital, en Padul, mañana se celebrá un desfile muy especial con doce pasos en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios