Acosta se trata su calcificación con corticoides

  • El argentino espera que las infiltraciones a las que se somete le permitan no pasar por el quirófano

"Al menos, ya tenemos localizado el problema y luchamos contra él". Es la frase de un Lautaro Acosta con más ánimo desde que sabe cuál es el enemigo al que debe vencer para evitar el temido quirófano. En unos diez días cifra el plazo el delantero argentino del Sevilla para discernir cuál será la solución final para su tobillo, cuyas molestias no le han permitido realizar un desarrollo normal de la actividad deportiva desde que sufriera un simple esguince ante el Stuttgart, allá por octubre. El hematoma derivado de la lesión de ligamentos no se disolvió, por razones desconocidas, y la zona de adherencia al hueso se calcificó.

Contra esa calcificación lucha Lautaro Acosta en dobles sesiones de mañana y tarde, con el fisioterapeuta Santi Valseca y el recuperador Sergio Domínguez. Además, está siendo ayudado desde una solución más agresiva, la química, gracias a la infiltración de corticoides, para actuar contra los ligamentos adheridos al hueso y liberarlos, es decir, deshacer la calcificación. Es la prescripción que recomendó Mikel Sánchez tras la visita a la clínica USP La Esperanza en Vitoria, el 6 de mayo. El menudo atacante argentino no se pone plazos, pero confía en la evolución y cree que en ocho o diez días podrá someterse a una revisión decisiva, que dictaminará si el tratamiento al que está siendo sometido ha tenido resultado o deberá resignarse a una intervención quirúrgica. Acosta quiere evitarla porque implicaría que estaría tres meses de baja, es decir, un periodo que abarcaría las vacaciones y toda la pretemporada.

Ayer realizó carrera continua junto a Sergio Domínguez en el Ramón Sánchez-Pizjuán y lo hizo con normalidad. Por las mañanas hace fisioterapia en el gimnasio junto a Santi Valseca, realizando ejercicios propioceptivos para ver cómo responde la articulación a los diferentes impactos por golpes en saltos y movimientos laterales. Y por las tardes traslada esos movimientos al césped. El hecho de que ayer ya pudiera realizar carrera continua en el estadio, donde se entrenó el equipo, es un avance significativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios