Deseos contra lo previsible

  • Romaric se encuentra una vez más al borde de una marcha del Sevilla · Su agente abre el abanico de destinos.

Comentarios 12

Las preocupaciones inminentes del Sevilla se centran en encontrar salida a algunas de las piezas con las que no cuenta de cara al inicio de la temporada. Queda mucho, pero la operación salida es la única vía inicial para poder seguir con la búsqueda de refuerzos.

El nombre que se encuentra en el primer escalón para partir es el de Romaric, aunque no se trata de la primera vez que el costamarfileño se sitúa cerca de abandonar el club. El destino siempre pone dificultades en un adiós que pareció cantado en más de una ocasión pero que nunca termina de producirse. Fueron las mismas dificultades con las que llegó el propio futbolista al Sevilla en aquel verano en el que el Le Mans apostó por discutir hasta el final.

En el pasado mercado estival, el Zaragoza pujó por el jugador sevillista, pero la falta de seguridad económica por parte del cuadro maño frenó su marcha, por lo que terminó jugando más de lo esperado a las órdenes de Gregorio Manzano hasta el final de la temporada. Acostumbra el de Abidjan a estar en el centro de los focos, aunque el pasado verano esquivó todas las opciones de salida y siguió peleando por su única prioridad, la misma que tiene ahora. "Él sabe que la española es la mejor liga del mundo, la más fuerte y competitiva", insistía ayer uno de sus agentes, David García.

Y la intención del jugador de quedarse no es el único impedimento para que se marche. Las circunstancias no ayudan a que el Sevilla se pueda desprender del costamarfileño. Un buen ejemplo es que la oferta de unos cuatro millones de euros del Trabzonspor turco no satisfacen plenamente ni al club hispalense ni al jugador, a pesar de que con el cambio de aires jugaría la previa de la Champions.

Bajo el prisma de los signos imposibles también está su paso fallido al Mónaco. El conjunto galo ya había formalizado una oferta al jugador según agente, aunque el descenso de categoría en la última jornada de la liga francesa supuso otro paso atrás en un previsible acuerdo. No hay duda de que las preferencias de Romaric estarían en jugar en el campeonato galo, en el que ya destacó, antes de tomar rumbo a Turquía si tuviese que decir adiós al Sevilla de modo definitivo.

La próxima semana se presenta como clave en las opciones del jugador de abandonar el club de forma definitiva en una acción que parece encontrar siempre un freno inesperado. El Trabzonspor es su destino más cercano por el fuerte interés mostrado, aunque cualquier interés que pueda llegar de la Liga española o de la francesa cambiarían el posible sí de Romaric. Los dirigentes del club otomano valoraron el enorme impacto que ha tenido la llegada de Zokora al club, y piensan en volver a la carga con Romaric.

Mientras, el medio centro se encuentra de vacaciones a la espera de conocer su futuro al tiempo que su deseo es convencer a Marcelino de que puede ser válido para el nuevo proyecto deportivo del club. En este sentido, el Sevilla espera su venta para tratar de cerrar la línea del centro del campo.

De Romaric -también de Kanoute-, depende gran parte de las gestiones del cuadro hispalense para seguir reforzándose. La ley impuesta de que las salidas se ejecuten antes que las entradas marcará el destino hasta que se cierre el plazo para fichar, y todo apunta a que el costamarfileño tiene las máximas papeletas para, esta vez sí, abandonar la nave sevillista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios