Míchel, frente a su asignatura pendiente

  • El técnico, confiado en las posibilidades de los suyos, busca su primer triunfo ante un Real Madrid al que nunca derrotó.

Con la extensión habitual de todas sus comparecencias analizó Míchel la visita del Real Madrid a Nervión, un partido especial por todo lo que rodea al técnico sevillista y por el empaque que ya tiene de por sí este clásico de la Liga. A esto hay que unir que el madrileño nunca le ganó a su ex equipo. Perdió las cuatro veces con el Getafe y al final de la Liga pasada con el Sevilla. "Con un empate ya mejoraría la estadística", asumió, aunque su idea es la victoria.

"Nosotros pondremos clavos en el césped, que está fenomenal, para que el Real Madrid pinche. Si estamos bien, es más factible que ese pinchazo se produzca. El Madrid ha fichado a un jugador que supera el presupuesto de nuestro club, por lo que debemos valorar lo que nos vamos a encontrar y los recursos que tiene. Vamos a usar los clavos precisos, pero ellos cambian y salen con ruedas nuevas del banquillo. Los presupuestos que manejan le facilitan mucho esa labor y hablamos de un equipazo plagado de estrellas".

En referencia a las humillantes goleadas que el Madrid infligió al Sevilla en las dos últimas temporadas, Míchel apostaba porque no se repetirían puesto que, en su opinión, el Sevilla es totalmente distinto al de cursos anteriores: "En los resultados de los dos últimos años, la mayoría de los jugadores no estaban. Yo no los he sufrido, pero nuestra idea es olvidarnos de esas circunstancias porque es un partido nuevo. Que un equipo gane en el Sánchez-Pizjuán 2-6 no es normal".

Por ello Míchel afirma haberse fijado en los partidos que el Real Madrid lleva disputados para analizar los puntos débiles de su rival: "Hay rivales que se han impuesto al Real Madrid y se han impuesto bien. El Getafe no pensó, por ejemplo, en quién tenía enfrente, sino en lo que quería hacer. Y ése es el buen camino. Sabemos que tenemos el carácter y argumentos suficientes como para plantarle cara al Madrid, aun sabiendo del nivel del equipo rival, que es capaz de resolver el partido en una jugada. Pero vamos a intentar que la dinámica de ese juego la controlemos nosotros. El carácter no puede ser una excusa" , subrayó.

Míchel no rehusó las preguntas sobre algunos futbolistas concretos, Campaña, Kondogbia y Reyes: "El único descartado por lesión es Reyes, que la semana que viene empezará el trabajo en el campo, pero ahora está en su peso, algo que le ha costado mucho esfuerzo. En cuanto a Campaña ¿por qué va a ser un marrón para él jugar? Al nivel al que está, puede jugar en cualquier momento. Si sigue así, puede ser un jugador de importancia en el Sevilla, llegando incluso a superar a Jiménez en el número de partidos. En cuanto a Kondogbia, cualquier chaval que cambia su vida estaría mucho más asustado, pero él está muy tranquilo. Incluso pudiendo jugar de titular ante todo un Real Madrid, estoy seguro de que no se asustaría".

Por último, el entrenador sevillista dejó en el aire quién defenderá la portería del Sevilla: "Va a jugar el que mejor creo que está".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios