Deportes

Monchi no entiende la "ansiedad" del entorno cuando el equipo está tercero

  • El director deportivo eludió valorar el hecho de que aún no se haya renovado como entrenador · Se defiende de las acusaciones ante la falta de calidad de los fichajes de este año.

Comentarios 5

El director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez Verdejo, 'Monchi', puso este miércoles de relieve el, a su juicio, exceso de presión que pesa sobre el conjunto nervionense hasta el punto de reconocer que, en la presente campaña, había "llorado más que nunca en partidos normales".

De hecho, el ex portero explicó, en su comparecencia en rueda de prensa, que quería "marcar unas pautas" a la prensa. "Me produce pena a veces leer y escuchar algunas cosas. Como director deportivo he llorado muchas veces, sobre todo con las finales, pero este año he llorado más que nunca en partidos normales", destacó. Ello, añadió, está provocado por la ansiedad. "Somos personas humanas que leemos y escuchamos y la misma ansiedad que hay en los jugadores, está en mí, que ya tengo un curriculum y esas cosas me podrían dar más o menos igual. Eso es lo que intento transmitir, he llorado en un Sevilla-Espanyol de la primera vuelta, porque se creó tal estado, que parecía que era el último partido de la historia. Hay demasiadas finales y eso no hay cuerpo que lo soporte. He llorado en Coruña el día de la remontada en Liga, eso es ansiedad, y es la que intento relajar".

Precisamente, 'Monchi' intentó situar en su justa medida la actual coyuntura del equipo que dirige Manolo Jiménez. "La presión es una situación a la que estamos acostumbrados a vivir en el Sevilla por las exigencias que desde el club se marcan. Pero una cosa es la presión y otra es un estado de ansiedad continuo. Eso no es bueno y se está viviendo, a pesar de que el equipo esté en los márgenes previstos durante el comienzo de la temporada", insistió. 

Además, dejó claro que no ha olvidado las críticas que se lanzaron hacia el Sevilla tras su pobre actuación en el derbi de la primera vuelta contra el Betis. "Después del primer derbi hemos vivido catorce o quince finales. Después de una final hay otra, lo que quiere decir que la anterior no era una final. Para mí, sólo hemos jugado tres finales, contra Sampdoria y contra el Deportivo y Valencia en Copa, sin embargo, la sensación es que jugamos muchas finales y eso no es ni justo ni bueno", indicó. 

Continuidad de Jiménez

Por otro lado, eludió valorar el hecho de que aún no se haya renovado como entrenador del Sevilla a Jiménez quien, por su lado, ya ha dejado caer que no sería ninguna tragedia tener que cambiar de aires. 

"Ahora mismo no es el momento de debatir eso. Hacen falta argumentos objetivos para comentar esa continuidad. Que Manolo diga que el fútbol no se acaba aquí es normal. En momentos puntuales, cuando era entrenador del filial, ha intentado abrirse a otras cosas, pero él, donde está a gusto, es en el Sevilla. Manolo no es Vicente Del Bosque, que ha dicho que cuando termine en la selección no entrenará más. Manolo Jiménez tiene 45 años, y lo normal es que piense en seguir su carrera", destacó.

Del mismo modo, cuando se le recordó el escaso rendimiento de los multimillonarios fichajes realizados este año, que contrasta con los futbolistas a los que el club ha dejado escapar, Monchi optó por una defensa a ultranza de su labor al frente de la dirección deportiva rojiblanca.

"No echar de menos a Keita, Poulsen y Alves es negar la evidencia. A los buenos jugadores se les echa de menos siempre, ahora bien, los jugadores que han venido y están jugando, están cumpliendo las expectativas esperadas por la dirección deportiva y algunos datos objetivos están ahí. La realidad es que el Sevilla este año está mejor clasificado y con 8 puntos más que el año pasado. Los seis que han venido, algo tendrán que ver en ello", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios