Movimientos inminentes

  • Zokora asegura que anunciará cuál será su futuro muy pronto, mientras Dragutinovic acerca posturas con los dirigentes de Olympiacos, que manejan entretanto otra opción más cara, el sueco Mellberg

Comentarios 1

El director deportivo del Sevilla, Monchi, lleva varias semanas enfrascado en la ardua tarea de reforzar al equipo y de solucionar los excedentes que tiene la plantilla del primer equipo. Así, todo hace indicar que en el club de Nervión se producirán movimientos en breve, tanto de entrada como de salida, si bien la dirección deportiva no quiere tener prisas a la hora de fichar a Zokora, por el que el Tottenham sigue pidiendo una elevada cantidad. Asimismo Dragutinovic, que no es de los que tienen que salir forzosamente, podría ser el primero en salir, pues los técnicos no verían mal que dejara una plaza libre habida cuenta su edad y las distintas posibilidades que el club está buscando para la defensa.

Zokora aseguró ayer a skysports.com que más pronto que tarde se sabrá cuál es su destino final. "Habrá un anuncio sobre mi futuro muy pronto", dijo el medio internacional con Costa de Marfil, que el sábado tiene un compromiso oficial con su selección. "Estoy concentrado en ganar un partido muy importante de mi país este sábado, contra Burkina Fasso, así que hablar de traspasos no es tan importante en este momento". El medio, con el que Monchi ya se ha puesto en contacto desde días atrás, tiene ya un acuerdo sobre su contrato y ahora toca negociar sin prisa pero sin pausa con el Tottenham.

Sobre Dragutinovic, Olympiacos lleva varias semanas negociando a dos bandas -aunque con el jugador más que con el Sevilla- y, si bien aún no ha llegado a ningún punto final, sí ha acercado algo las posturas, al menos con el internacional serbio. No hasta el extremo de lo que publicaban ayer algunos diarios helenos que afirmaban que la llegada de Dragutinovic al club del Pireo era inminente. El futbolista está viendo cómo los dirigentes de Olympiacos están aumentando su oferta inicial por dos años, que no llegaba en lo económico a lo que cobra en el Sevilla. Si los griegos le pusieron encima de la mesa una oferta de unos 900.000 euros o un millón en cada uno de los dos años, ahora, a través de bonus y primas, pueden acercarse a una cifra que ronda los 1,3 millones, algo más parecido a su ficha actual en el Sevilla, si bien supeditado a ganar una serie de títulos. La vía de solución que apuntó el propio futbolista en la negociación -el serbio está actuando sin agente- fue compensar con una temporada más, pero de eso recela el club griego, pues ataría al futbolista hasta los 36 ó 37 años.

Pero otra de las cosas que hacen dudar a Dragutinovic es que, paralelamente a su negociación, Olympiacos está hablando con el sueco Mellberg, ahora en la Juventus. Ésta, según se dice en Grecia, es la primera opción para el entrenador, pero también mucho más cara. Fichar al ex central del Racing de Santander supondría a la entidad ateniense una inversión de siete millones de euros por dos años. Mellberg cobraría dos millones por temporada y tres sería el coste del fichaje a pagar a la Juventus. Dragutinovic entiende que el caché de un futbolista que sale de un club como el campeón turinés no puede ser igual a uno que abandona el Sevilla, pero podría estar presionando a los griegos también con esa baza.

En la medianoche de ayer debería haber dado una respuesta Mellberg, ya que el plazo dado por los dirigentes de Olympiacos al defensa sueco expiraba entonces, mientras activaban todo lo posible la opción de Dragutinovic. El futbolista serbio se fue de vacaciones con permiso del Sevilla para negociar su futuro pese a que cuenta para Jiménez. De todas formas, hasta que no llegue a un acuerdo con Dragutinovic, lógicamente, no habrá oferta formal en la planta noble del Ramón Sánchez-Pizjuán. En Atenas saben que en Nervión piden por él en torno a 1,5 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios