Del Nido solicita paciencia con los dos refuerzos

  • El presidente asegura que el club está "en un compás de espera para completar la plantilla"

Comentarios 8

El Sevilla está asumiendo el riesgo de no precipitarse en el capítulo de fichajes aunque eso signifique que los futbolistas puedan encarecerse a lo largo del verano o se inmiscuyan otros clubes interesados. Por ejemplo, en el caso de Giovani es evidente que su cotización subirá si sigue rindiendo en la inminente Copa América como lo ha hecho en la Copa de Oro. Es más, el Sporting de Portugal está vivamente interesado en el mexicano, al igual que el Galatasaray apuesta por otro futbolista que ha sido vinculado al Sevilla pese a su alto caché, Garay.

Pero la política del club no va a variar por estas circunstancias. Es más, José María del Nido pidió ayer paciencia durante un desayuno informativo organizado por El Correo de Andalucía en el foro de Cajasol, al ser preguntado sobre cuándo llegarán el central y el delantero. "Estamos en un compás de espera para completar la plantilla con los dos futbolistas que restan por incorpora", dijo, antes de insistir en la enorme ilusión que tiene en el proyecto, sobre todo por el hambre de los jugadores y de Marcelino: "Tiene la misma ilusión que los gestores, y eso me hace pensar que podemos revivir épocas pasadas". Aun así, fue sincero: "Aquel equipo del Sevilla que en 2006 ganó la Supercopa de Europa al Barcelona, que ha sido el mejor en el continente en los últimos tiempos tras el Barcelona actual, no se volverá a conseguir".

Del Nido aseguró que el presupuesto se reducirá a 85 millones de euros, del que "el 85% de los ingresos están asegurados" y recordó que "después del Madrid y el Barcelona no hay ningún club más solvente y saneado que el Sevilla", pese al "descalabro de 20 millones de euros" por la eliminación de la Champions a manos del Braga, que el club ha compensado con la venta de Luis Fabiano o Zokora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios