Operación salida al ralentí

  • Cala y José Carlos aceptan la oferta del AEK, a falta de definir el número de temporadas y de que el Sevilla le rescinda el contrato en el caso del atacante. Romaric continúa sin ofertas, según su agente.

Comentarios 2

Poco a poco, la plantilla del Sevilla va aligerando su número para quedar configurada en una cifra manejable y que dé opciones a promocionar a jugadores canteranos, tal y como han consensuado Monchi y Marcelino. Durante el día de ayer el representante de Cala y José Carlos avanzó bastante en la negociación para acordar los nuevos contratos que tendrán ambos en el AEK de Atenas. En Grecia incluso aseguraban a media tarde de ayer que ambos ya habían aceptado la oferta presentada por el club heleno, aunque todavía quedan por perfilar algunos cabos para que se concrete la cesión del defensa y la marcha del atacante, quien aún tiene que rescindir el año de contrato que tiene pendiente con el Sevilla.

El club de Nervión, necesitado de darles salida a los futbolistas con los que no cuenta, caso de José Carlos, no opondrá ninguna resistencia a concretar la rescisión de su vinculación contractual. Hoy mismo, Emilio de la Riva, agente del lebrijano y el onubense, podría acordar con los rectores sevillistas la cesión del primero y la salida del segundo, aunque en este caso aún está por definir el número de temporadas que firmará con el AEK.

En Grecia sigue sonando con fuerza a su vez la posibilidad de que Acosta vaya cedido, pero fuentes de la negociación aseguraron que el AEK no ha preguntado por él. Es más, el argentino tiene un inconveniente para salir de España, dado que está muy cerca de certificar su nacionalización y un contrato con el club heleno, por ejemplo, aunque fuera una cesión cortaría la antigüedad para ser español.

Con Cala y José Carlos todo está bien encauzado. El club ateniense le había hecho una oferta en principio a José Carlos por tres temporadas, pero éste prefiere la fórmula de un año más otro opcional o, en el mayor de los casos, de dos años, que parece que será la opción definitiva. Álvaro Torres, representante de Manolo Jiménez, ha actuado como mediador en la negociación entre los futbolistas y el AEK y era optimista sobre la marcha de los acontecimientos.

Así las cosas, los dos canteranos podrían cerrar a lo largo del día de hoy su marcha, aunque Cala sólo firmará por un año como cedido sin opción de compra, ya que el Sevilla continúa confiando en su progresión y espera que a las órdenes de Jiménez acelere su madurez. Tiene contrato en vigor hasta 2014 y sólo 21 años.

El compás de espera se amplía algo con Sergio Sánchez, por quien Sevilla y Málaga ya acordaron la semana pasada las condiciones de su traspaso por 2,8 millones de euros, aunque todavía hay algunos flecos que perfilar antes de que pase el reconocimiento médico.

Más complicada parece por ahora la salida de Romaric, después de que la tentativa del Trabzonspor se quedara en un simple amago ante la irrupción del joven polaco Mierzejewski. Su representante habló ayer de simple interés de algunos clubes. "De momento hay mucho interés pero nada concreto. Hay interés de equipos de la Premier League, también hay algo de Francia, pero simplemente interés", dijo David García a Europa Press.

El futbolista aún tiene la intención de convencer a Marcelino, pese a que éste ya lo descartó prácticamente. "Si Marcelino decide no contar con él, lo mismo que el club, hablaremos con el Sevilla para ver cuál es la mejor opción, una salida o una cesión", decía su agente, quien asegura que no ha sido descartado: "Para nada el club nos ha dicho que es transferible. Es más, todo futbolista es transferible en el Sevilla, incluso el que firmó hace dos días, siempre que haya una oferta que satisfaga al club".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios