Pernía hizo la misma jugada con Mandià en 2009

  • El Racing firmó al relevo de Marcelino con un contrato en vigor en el Hércules, que recibió 400.000 euros.

Comentarios 1

Francisco Pernía sabe muy bien lo que se tiene entre manos en el pulso que está jugando con Marcelino y el Sevilla porque estuvo en el bando opuesto hace dos veranos, precisamente cuando el entrenador que ahora pretende el Sevilla se despidió de El Sardinero tras dejarlo en la UEFA.

Entonces, Juan Carlos Mandià, con un contrato firmado en el Hércules, la planificación hecha y habiendo dado bajas en la plantilla de futbolistas importantes, empezó a negociar con el Racing. La prensa alicantina era un hervidero los días 24 y 25 de junio de 2009 clamando contra lo que se consideraba una desestabilización a un mes del comienzo de Liga. El Hércules exigía el pago de una cantidad de dinero en compensación por el año de contrato que unía a ambas partes, se habló de 400.000 euros que finalmente, al parecer, fueron abonados por el propio Mandià y su representante, Manuel García Quilón.

El técnico madrileño firmaba con el Racing el 26 de junio, pero la compensación de lo anterior llegaría sólo unos días más tarde (el 10 de agosto), cuando García Quilón colocaba en el vestuario cántabro a uno de sus jugadores, el catalán Luis García, quien, procedente del Atlético de Madrid, llegaba con un contrato muy jugoso económicamente por dos temporadas, que no llegaría a cumplir porque rescindió al final del primer año, en el que aportó muy poco al Racing. En 2010 emigraba al fútbol griego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios