Ramírez frena la salida de Roque Mesa

Cuando parecía que la negociación por Roque Mesa había encauzado una senda positiva para los intereses del Sevilla, Las Palmas volvió a enrocarse para frenar la salida de uno de sus mejores valores. Fue a través de su presidente, quien públicamente dejó un mensaje tajante sobre los intereses que defiende. Miguel Ángel Rodríguez volvió a cifrar su precio en 10 millones de euros y ubicó la situación del trato como al principio, en lo que parece que puede ser la rotura definitiva de la negociación. Aun así, el Sevilla no desespera, sabedor de que la voluntad del jugador será la clave determinante. Ayer, por ejemplo, Roque Mesa no jugó el amistoso de Las Palmas aduciendo una sobrecarga muscular...

"Cada jugador tiene un valor, nosotros hemos puesto el de Roque Mesa en diez millones. La mejor venta es la que no se hace", valoró en Las Palmas el peculiar dirigente canario, quien rechazó la propuesta que le hizo el agente del jugador, Luis Alonso, tras trasladarse hasta el hotel de concentración del equipo.

Desde Las Palmas incluso se dan por zanjadas ya las conversaciones e informan de la promesa de una mejora de contrato como contraprestación ante la evidente decepción que supondría la negativa a su traspaso al Sevilla, que por otra parte no está dispuesto a llegar a esos 10 millones.

Según insinúan desde Las Palmas, el cambio o el endurecimiento de opinión de Ramírez tiene su raíz en el anuncio por parte del Sevilla de los fichajes de Ganso y Franco Vázquez. Al dirigente canario se le han atravesado las cantidades que el Sevilla ha pagado por ambos jugadores, superiores a lo que ha ofrecido por el medio centro canario. Por ello, la negociación se enfría por ahora, pero no sería raro otro giro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios