Renovarse para sobrevivir

  • Los fichajes invitan al optimismo a un Racing que busca olvidar los apuros de la pasada campaña y lograr tranquilidad · Munitis y Rosenberg, armas más letales

Mantiene sus virtudes y mejora sus carencias. Así es el renovado Racing de Miguel Ángel Portugal. Resulta difícil atisbar si peleará por otro destino ajeno al de la permanencia, pero el proyecto iniciado en esta campaña pretende dejar atrás las preocupaciones para pensar únicamente en metas enlazadas con la tranquilidad.

Muchas caras nuevas y mismo técnico al cargo, un Portugal que salvó los muebles a última hora la pasada campaña y ahora tiene a más piezas para formar un bloque competitivo y sin fisuras. Las habrá, sí, pero las operaciones llevadas a cabo en el mercado veraniego apuntan a unas mejoras evidentes en cada parcela del campo que invitan al optimismo.

La salida de Canales y Tchite, dos de los nombres claves de la salvación, abrió el camino de llegada a jugadores de perfil medio con un amplio margen de progresión. Nada de eso asegura puntos, pero, con la base pasada y algo de suerte en los recién aterrizados, el Racing tiene suficientes herramientas para conceder menos y asustar más que en el pasado.

sin balón

El repliegue del Racing suele apoyarse en la comodidad de sus defensores cerrando agujeros. Una de las claves de la mejora ha sido la adaptación definitiva de Henrique, el central que no gozó de oportunidades en el Barcelona y que ahora incluso se atreve a buscar la meta contraria en sus apariciones a balón parado. Su pareja de baile es el ex espanyolista Torrejón, que se ha asentado como líder de la zaga por su contundencia. Los laterales, Francis y Domingo Cisma, tiran de valentía para sumarse con frecuencia al ataque, más aún cuando no hay extremos puros habitualmente en los dos costados.

Importante resulta el papel de los atacantes en la presión. La movilidad de Munitis y Arana por la zona media permite al centro del campo tener más apoyos en la recuperación. Tziolis, otra cara nueva, parece ya un fijo como pivote más destructivo.

con balón

Todo nace del poder de recuperación del Racing. A partir de ahí, el equipo tiene calidad para combinar con rapidez y buscar contragolpes y ataques verticales. El papel de Colsa es clave para iniciar la primera fase de creación. Portugal suele confiar en una línea de tres por delante de los dos pivotes y algunas caras nuevas han tomado un rol protagonista ahí. Kennedy, llegado del Ajax, está rindiendo a buen nivel por la derecha, aunque el mayor daño lo provoca Munitis por el medio, donde contacta con facilidad con todas las vertientes ofensivas del cuadro cántabro.

La figura del delantero es una de las grandes preocupaciones desde la temporada pasada. Nadie ha logrado enseñar números prometedores y los fichajes se han centrado en corregir esas deficiencias. Rosenberg tiene buenas condiciones técnicas y olfato de gol, por lo que se antoja como el primer colocado para jugar por delante de Munitis en una conexión que debe funcionar. La alternativa es Ariel, que tiene un perfil más rematador y no ayudaría tanto al equipo en facetas de construcción y movilidad.

lo mejor

La velocidad en el traslado del balón y la movilidad de sus jugadores posibilita la generación de muchas oportunidades a las que sólo debe añadir el acierto de sus nuevos atacantes.

lo peor

Sigue sin tener en su equipos hombres que marquen la diferencia cuando el contrario frena sus intentos de creación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios