Saturación de fichas

  • El Sevilla, sin incluir a Krohn-Dehli ni a los descartados, ya cuenta con 23 piezas y el tope en Champions es de 21, más el cupo de cantera. Roque Mesa y otro delantero necesitarían hueco.

La dirección deportiva está culminando con éxito una primera parte de la planificación, tras dejar perfilada la revolución estilística con la llegada de seis mediocampistas. Sin embargo, a Monchi y su equipo les queda una ardua tarea, quizá la más difícil: recortar los flecos de una plantilla que, actualmente, sufre overbooking de fichas. Concretamente, y dado que el único jugador con la condición de canterano para la UEFA es Sergio Rico, la plantilla está compuesta por 23 jugadores, debiendo dejar el Sevilla un cupo libre de tres fichas para canteranos en la lista de 25 de la Champions. Es decir, que ya sobra una ficha, sin contar al posible fichaje de Roque Mesa, o su sustituto, ni otros refuerzos para la delantera, que estarían directamente vinculados a las posibles salidas de Immobile y Llorente.

En el cuadro anexo a esta información se aprecia, ya con el esquema de Jorge Sampaoli tras su primer amistoso, cómo sería la distribución de fichas en la actual plantilla. La idea del club es darle salida a Llorente y sustituirlo con otro jugador, con Vietto como principal candidato. Immobile está en una situación parecida, aunque el club haya expresado que Sampaoli quiere verlo antes de tomar una decisión. Si algún club italiano se interesa por él de verdad y paga lo que el Sevilla quiere ingresar para invertirlo en otro delantero, aún sobraría esa ficha del cupo de 21 profesionales más Sergio Rico con la etiqueta de canterano. El tope es 22 y ya hay 23. Y eso que en este recuento no están el lesionado Krohn-Dehli ni los descartados Cristóforo y Juan Muñoz, apartados de la plantilla.

El posible interés en Luis Alberto, por ejemplo, no afectaría a este cómputo, porque el mediapunta gaditano sí tiene la condición de canterano ante una posible inscripción en la Champions, pero sí aumentaría la superpoblación de futbolistas en esa posición. Entre medios centro, interiores o extremos y mediapuntas, el Sevilla contabiliza actualmente un total de diez futbolistas: los seis refuerzos (Kranevitter, Ganso, Franco Vázquez, Sarabia, Kiyotake y Correa) más N'Zonzi, Iborra, Vitolo y Konoplyanka.

Pero hay otro matiz importante. Por lo visto ante River Plate, Sampaoli no usa laterales, con lo que Mariano, Coke, Tremoulinas y Escudero se unirían a esa nómina de diez jugadores que deben repartirse los seis puestos del rombo y los dos extremos o interiores que acompañan al 9. Es decir, que habría un total de 14 jugadores para seis puestos, lo que no quiere decir que haya saturación de medios centro. Actualmente, Kranevitter es el único específico para jugar como medio de cierre, como cinco argentino, de ahí el interés en Roque Mesa.

Todo es matizable e igual que Mariano jugó en el centro del campo, ocupando el vértice derecho del rombo, Coke puede hacerlo ahí también o de central por la derecha. Asimismo, Iborra jugó como 5 y como 10, en las dos posiciones centrales del rombo de la medular. Las combinaciones son múltiples y Sampaoli tiene multitud de opciones y perfiles para elegir, salvo en los puestos de delantero centro (por mucho que el club transmita que Llorente e Immobile cuentan para él) y de pivote. N'Zonzi, por ejemplo, no cumple el perfil idóneo que quiere Sampaoli para ese puesto.

Así pues, el foco se sitúa en las salidas. Dejando al margen lo concerniente al dorsal 9 -la idea del club es tener tres delanteros y Sampaoli además puede jugar con dos puntas-, para la llegada de ese otro 5 que releve a Kranevitter harían falta dos salidas. Iborra y Tremoulinas han sido los más señalados, pero el primero tiene mucho peso en el vestuario y al segundo no lo va a regalar el Sevilla. Konoplyanka, en cambio, sí tiene mercado y puede dejar un buen montante. La realidad es que, a día de hoy, sobra ya una ficha y el Sevilla espera a Roque Mesa. Pero queda tanto verano...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios