sevilla f.c.

"Seguimos en la línea de los cinco títulos"

  • Manuel Jiménez Jiménez (26-01-64, Arahal) se ganó el derecho a seguir en el banquillo del Sevilla tras un año marcado por el debate. Ahora aspira a darle aún más lustre a su labor con la idea de mejorar al tercero de la Liga

Comentarios 10

-Ha cumplido el objetivo y ha visto recompensado su trabajo por el club pese a las voces discrepantes, ¿cómo se siente?

-Me siento renovado gracias al trabajo de los futbolistas y del cuerpo técnico, con la satisfacción del deber cumplido y con la ilusión de mejorar. Yo tenía que tomar una decisión tras haber conseguido el objetivo y dentro del interés que había de otros equipos estaba claro que mi vocación, mi intención y mi ilusión era seguir en el Sevilla. Y sigo en el Sevilla gracias a mi trabajo y porque yo también he querido.

-¿Y es verdad que llegó a plantearse en el festejo en el césped irse?

-Me pregunté si a lo mejor me valorarían más no estando que estando. Pero yo trabajo para el Sevilla, y sé que mi trabajo es bueno y que seguiré trabajando para el Sevilla.

-El presidente dice que Jiménez también quería hacer un Sevilla más vistoso para el espectador, pero ¿qué es jugar bien al fútbol?

-A mí me encantaría jugar como el Barcelona, pero nadie está a su nivel futbolístico. En cuanto a resultados y fútbol somos los terceros y somos el equipo del Sevilla que más victorias ha cosechado en sus 103 años de historia. Que me expliquen, por favor, cómo se gana tanto sin jugar bien.

-¿Su concepto de fútbol está muy lejano de los que sólo ven el juego bonito?

-Mi concepto de fútbol es sacar el máximo rendimiento posible a los jugadores y a la plantilla que tengo y este año lo hemos conseguido. Manolo Jiménez tiene una personalidad y piensa que como mejor se defiende es con balón y como mejor se ataca es defendiendo lo más arriba posible. A lo mejor hay entendidos de fútbol que no entienden esto. Y ése es mi día a día. A partir del tercero no hay nadie que juegue mejor que nosotros. El fútbol es equilibrio, y si ganas mucho es que lo has hecho bien. Somos el segundo equipo menos goleado y nos ha faltado el acierto habitual de Luis Fabiano y Kanoute. Es verdad que han estado lesionados, pero he aprendido a no excusarme.

-¿Cree que el sevillismo ha cambiado su concepción del fútbol de tanto ganar? ¿Que ha olvidado su dosis de bilardismo, por ejemplo?

-A lo mejor los cinco títulos han confundido a algunas personas. Pero el Sevilla sigue en la línea de la consecución de los cinco títulos, está en Champions. Luego hace falta esa mijita de suerte que determina ganar algunas cosas. Pero el Sevilla lleva una progresión impresionante y no se ha estancado ningún año.

-Sobre la progresión del Sevilla, con este Barcelona que va a mantener el equipo y con el Madrid fichando a Kaká, Cristiano Ronaldo y jugadores de este corte, ¿cómo se puede saltar un listón tan alto?

-El listón de nosotros llega peleando y superando a equipos de superior presupuesto como el Atlético, Villarreal y Valencia. Si somos capaces de rebasar a esos equipos nuestra Liga ha sido buena. Y aparte, por si se equivocan Real Madrid y Barcelona, estar ahí preparados.

-La Liga la ha disputado muy bien el Sevilla, pero, ¿cree que le falta mucho al equipo para disputar con garantías la Champions?

-Sería bonito superar la eliminatoria de hace dos años, ya habríamos mejorado. Si somos capaces de llegar más lejos aún sería impresionante. Pero vamos a poner los pies en el suelo y saber que estamos entre los grandes de Europa, en el bombo de los cabezas de serie, que creo que no se le ha dado mucha importancia.

-Tercero en la Liga, en el bombo 1 de la Champions y con un presupuesto muy inferior al de los grandes, ¿no cree que el Sevilla está cerca de su propio límite?

-Es difícil, pero tenemos que trabajar para mejorarlo, si no, seríamos conformistas. Hemos llegado a estar por encima de otros equipos con altas miras. El objetivo era ser cuartos y quedamos terceros. La mejora del Sevilla está en la capacidad de autoexigencia, siendo coherentes y viendo si donde hemos llegado era nuestro objetivo o no.

-¿Es complicado cuando se confunden objetivos con obligación?

-Es complicado cuando no se tiene en cuenta que el deporte es un juego. La obligación del Sevilla es aspirar a lo más alto, aspirar a todo, sin olvidarnos de dónde venimos y qué tenemos para conseguir los objetivos. Para mí es un grandísimo logro quedar por delante del Atlético, el Villarreal y el Valencia.

-¿Se puede decir que el Sevilla ha sido el campeón de los otros?

-Sí, para nuestro orgullo, detrás del mejor Barcelona y del mejor Madrid, el de la segunda vuelta, está el Sevilla. Si este año no son los mejores Barcelona y Real Madrid, el Sevilla va a contar para todo.

-¿Qué tipo de futbolistas serían necesarios para mejorar supuestamente ese fútbol, más técnicos o capaces de equilibrar algo más al equipo por el medio?

-Es clave darle al equipo más equilibrio y darle todavía más posesión de balón. Pero lo más importante de todo es que no se repita la lacra de las lesiones de esta temporada. Es más importante todavía.

-¿Konko y Romaric pueden ser los mejores fichajes del Sevilla 2010-11?

-Romaric ha estado a muy buen nivel y ha alternado con otros partidos de menos nivel. Konko es un desconocido para nuestra afición y tiene que ser un revulsivo el año que viene. Igual que otros dos que tienen que mucho que hablar, Acosta y, sobre todo, Fazio.

-Si se busca un escolta para Romaric, un medio físico y táctico, ¿puede asentarse por fin el marfileño como el gran creador de juego?

-Tiene que crecer en su fútbol, pero el medio que venga, más Romaric, más Fazio, más Duscher..., más Maresca... más Renato, tendrá que ganarse su puesto. Romaric será o no será la referencia. De salida tiene un dorsal, pero no tiene la titularidad, ni él ni nadie.

-Desde Inglaterra insisten en que el fichaje de Zokora está encaminado. ¿Puede ser ése el perfil de lo que necesita su equipo?

-Zokora es un buen futbolista, pero voy a hablar de futbolistas que pertenezcan al Sevilla. Maresca pertenece al Sevilla, Zokora, no.

-La prioridad absoluta es el medio campo. ¿Es posible que no llegue un central o un punta si no hay salidas importantes?

-Si no hay salidas importantes somos el segundo equipo menos goleado de España, la defensa está a muy buen nivel y no es una prioridad ahora mismo. Si hay salidas habrá que valorarlo todo, habrá que ver muchas cosas, la pretemporada va a ser larga. Y respecto al punta habrá que ver el rendimiento de los que están. A no ser que salga algo muy interesante, hay delanteros que este año han pasado casi inéditos, como Acosta o Kone. Y está Alfaro, un jugador que me ha demostrado que tiene empaque para estar en este Sevilla.

-Ramón Vázquez es un refuerzo para el cuerpo técnico, ¿qué va a aportar y cuál va a ser su rol?

-Va a aportar toda su experiencia, y su muy buena visión del fútbol. Y compaginará su trabajo en el cuerpo técnico con el de la secretaría técnica. Ya lo ubicaremos, pero eso tiene que hacerlo Monchi.

-Sea usted uno de sus críticos, el tropecientos mil, y critique a Manolo Jiménez.

-Manolo Jiménez tiene que seguir creciendo y demostrándolo. Yo me levanto con esa intención cada día, pero tengo que demostrarlo también. Tengo que serlo y parecerlo. Tengo muchas cosas que mejorar. Soy ambicioso, soy un entrenador de Champions, pero no me conformo con eso.

-¿Por qué cree que en Sevilla sólo se habla de Jiménez y de Lopera?

-De Jiménez porque tengo que estar muy contento, y así me lo demuestra la gente en la calle con su apoyo, después de las críticas que he tenido. Y de Lopera porque desgraciadamente el Betis ha descendido. Son dos puntos de vista dispares, pero yo espero que el Sevilla, que es lo que me interesa, siga creciendo, y si es de mi mano, mejor.

-Muchas veces se ha podido olvidar que usted es un entrenador en formación que se encontró de un día para otro en la élite... ¿Cuál es el margen de mejora de Manolo Jiménez y cómo ha sido su crecimiento en el Sevilla?

-Grande, yo he crecido con el paso de los días. Cogí un equipo cabizbajo, un equipo que había ganado cinco títulos pero estaba duodécimo. Tras una segunda vuelta espectacular rozamos la Champions y este año lo hemos mejorado con el tercer puesto. El año que viene hay que seguir creciendo y yo me levanto cada mañana con la intención de aprender algo nuevo.

-¿Cómo se ha tomado los guiños de complicidad de jugadores como Palop o Kanoute?

-Por ahí ha sido infranqueable el equipo. Todo el que ha tocado la relación del vestuario y el cuerpo técnico ha visto que la relación es impresionante, a pesar de la competencia de este equipo. El que juega está más contento que el que no, pero el vestuario es muy sano.

-¿Se ve muchos años en el Sevilla?

-Yo me veo muchos años trabajando y llegando cada vez a cotas más altas. Lo del Sevilla lo determinarán los resultados.

-¿Y qué ha pensado cuando Del Nido ha dicho que usted sería el Wenger del Sevilla?

-Que soy un Wenger en cuanto a formación de jugadores, ahí están todos los futbolistas que han pasado por mis manos. Y soy un Wenger porque, además de ser entrenador del Sevilla, miro por los intereses del Sevilla. Y en cuanto a la duración del contrato no sé si soy un Wenger o no.

-¿Lo dice porque hubiese preferido firmar por más años?

-No, Del Nido y yo creemos que no es buena la relajación. La autoexigencia del día a día me viene bien.

-Lo que está claro es que se ha hecho un hueco entre los técnicos de futuro, incluso en Europa...

-Vengo de Madrid y el perfil de valoración del Sevilla y su cuerpo técnico de Despeñaperros para arriba es impresionante, pero el nivel de exigencia de Despeñaperros para abajo me ha servido para crecer y para pensar que soy bueno y que tengo mucho margen de mejora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios