Suspiros por Negredo

  • Con el vallecano ante la última semana de su periodo de baja, Babá y Manu animan a añorarlo.

Los siete goles de Álvaro Negredo están en la mente de todo el sevillismo ahora que está fuera de la dinámica del equipo a causa de una lesión muscular que se produjo en el derbi y que, según el parte ofrecido en su día, le obligaba a permenacer tres semanas de baja. Transcurridas ya casi dos completas, las sensaciones desde el exterior es que el Sevilla necesita su vuelta.

Babá se liberó en Cornellà el miércoles de esa presión que Míchel hizo pública con la que juega cada vez que sale al campo. El senegalés marcó un buen gol en la vuelta copera ante el Espanyol y fue objeto del penalti que abrió el triunfo, lo que en teoría debería ser una garantía para cubrir la baja del delantero internacional, pero de nuevo falló una ocasión clarísima casi a puerta vacía y las dudas no terminan de revolotear sobre su rendimiento.

Mientras tanto, se extiende cierta preocupación por la situación de Manu del Moral, que sigue apartado del equipo por molestias físicas. Jugó sus últimos minutos en Zaragoza y desde entonces no se sabe mucho más sobre su estado físico. Ayer hizo trabajo de recuperación al margen del grupo "con buenas sensaciones", según el parte médico ofrecido por el club.

La ansiada vuelta de Negredo es una de las cuestiones que más interés concitan alrededor del equipo. El vallecano, en sesiones de fisioterapia y gimnasio, sigue el programa de recuperación puesto por los readaptadores. Es baja segura ante el Valladolid el lunes y a partir de la próxima semana, en que ya se cumple el plazo inicial de baja, se podrá ver si su regreso podría ser ante el Espanyol, aunque por ser partido de viernes sería precipitado. Sobre su estado, la web volvía a usar la misma frase que con Manu: "Buenas sensaciones".

Mientras, Míchel sigue reclamando en los entrenamientos a los delanteros del filial Álex Rubio (viajó en la Copa) y Rabello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios