"La gente estaba deseando ver al equipo dar un paso"

  • Míchel aplaude la comunión afición-equipo y dice que sin continuidad de nada vale lo del sábado.

Más reposado que en la rueda de prensa posterior al partido, Míchel analizó ayer en los medios del club la nueva situación en que la victoria sobre el Real Madrid coloca a su equipo.

El entrenador del Sevilla incidió en que lo logrado el sábado debe tener su continuidad para que tenga un valor y el choque ante el Deportivo está marcado ya en rojo. "De nada nos sirve llegar a Riazor y pasar de puntillas. Debemos ser igual de insistentes para conseguir los objetivos. Hay que ganarles a todos, no sólo hay que ganarles a los grandes para decir que la temporada está hecha", avisó el madrileño.

Míchel se refirió a la presencia de Maduro en el once junto a Medel y la posibilidad de que se repita en otros partidos. "Los buenos futbolistas juegan bien juntos en cualquier equipo y con cualquier sistema. Todo el mundo habla de la raza de Medel, pero no de su inteligencia y a Gary le pedimos que hiciera un trabajo para que liberara a Cicinho de Cristiano Ronaldo y él se quedó pendiente de Cristiano para que Cicinho pudiera subir y ayudar a Navas en ataque", desveló.

El técnico está satisfecho con la respuesta de la afición y cree que el equipo puede engancharla: "La gente estaba deseando ver a su equipo dar un paso firme y ahora no podemos quedarnos atrás, vamos contra el Dépor y no podemos especular, si no salen bien las cosas, que sea porque el rival sea mejor, pero si estamos al nivel del otro día, será complicado que un rival nos supere".

Míchel habló de la estrategia que preparó para hacer daño al Madrid. "Eso es de Víctor, que le gusta mucho la estrategia. Delego en él en estas jugadas, él ve a los rivales y lo que sabía del Real Madrid es que los jugadores que se quedan en la frontal se despistan", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios