Un gesto que pone de relieve toda una filosofía

  • Ernesto Chao, el primer técnico de Campaña en el Sevilla, es admirado en toda España por reconocer el mérito del perdedor.

Comentarios 20

Su teléfono echa humo y su rostro ya es conocido en toda España. Se trata de Ernesto Chao Lorenzo (19-08-63, Ribadavia, Orense), un sevillano nacido en Galicia que lleva nueve años vinculado a la cantera del Sevilla. Lo que hizo el domingo lo ha llenado de elogios: reconoció el mérito del perdedor, algo que sorprende en esta sociedad actual en la que ganar, por encima de cualquier cosa, suele ser el fin último. El Sevilla alevín que él dirige ganó el torneo de Iraugui en los penaltis al Espanyol, pero Chao decidió que el perdedor recogiera el trofeo de ganador. Detrás de su gesto hay una filosofía sobre la deportividad y la ética competitiva.

El alevín de Ernesto Chao, de segundo año, se impuso en la final al Espanyol, que jugaba con alevines de primer año, tras empatar a cuatro en un verdadero partidazo y ser más certeros en la tanda de penaltis. Pero Chao entendió que los chavales de David Fernández, el técnico rival, habían hecho mejor fútbol pese a tener un año menos. Los chavales del Espanyol, secándose las lágrimas aún por la funesta tanda de penaltis, no se creían que eran ellos los que tenían que subir a recoger el trofeo de ganador: "Jugaron de auténtica maravilla, era una pasada verlos, con velocidad, desborde, pegada. Fue un partidazo, iban ganando 2-0, remontamos 2-4 y empataron a 4. Durante todo el torneo habían hecho un gran fútbol, se lo comenté a mis jugadores y nos convencimos de darles el trofeo", recuerda Chao, quien se toma con humor tanta trascendencia por el gesto. "Si llego a saber lo que ha pasado, le doy con la copa en la cabeza a David", dice sobre su homólogo catalán. "No lo hice para salir en la prensa. Simplemente había que valorar el esfuerzo del rival, no dio ni una sola patada. Yo siempre les enseño a los chavales que primero hay que ser deportistas y después futbolistas. Tienen que aprender unos valores". Una gran enseñanza para niños de 11 años.

Empezó como entrenador de chavales en el Claret, de donde lo llevó Pablo Blanco al Sevilla al mismo tiempo que desembarcó en la cantera de Nervión José Gómez Campaña, hace nueve años. "Yo lo único que he hecho es transmitir los valores que a mí me han transmitido Pablo Blanco, Monchi, el presidente y toda la gente del Sevilla", dice Chao, que fue el primer entrenador de Campaña en Nervión, en benjamines: "Que haya llegado al primer equipo para mí es el mejor título. Siempre fue supermaduro, un jugador con un talento natural que siempre estuvo ávido por aprender, por crecer. Nunca se ha conformado con lo que tenía y se dejaba amoldar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios