Una ilusión de riguroso estreno

  • Marcelino asume el alto listón del Sevilla, "un grande que da la posibilidad de luchar por la Champions y por títulos de manera objetiva" · "Hay Marcelino para rato", augura eufórico Del Nido.

Comentarios 16

Estrenando corbata roja y nuevas ilusiones. Marcelino García Toral debutó en la sala de prensa del Ramón Sánchez-Pizjuán ante decenas de focos y periodistas, en una presentación en la que desgranó su idea de fútbol y su objetivo en el Sevilla. No se dejó amedrentar por el enorme reto, el mayor de su carrera hasta ahora. Quiere un Sevilla grande, que pelee por títulos y por ser "el campeón de la otra liga", es decir, por dejarlo tercero. José María del Nido lo presentó con similar ilusión. "Es la primera vez en mi mandato que firmamos a un entrenador así, con un año prorrogable a otros dos por objetivos. Hay Marcelino para rato", dijo el dirigente, que luego aclaró que si el curso entrante deja al Sevilla en la Champions, automáticamente será el entrenador de la próxima campaña, y, si vuelve a cumplir el objetivo, también de la siguiente.

"Capacidad y conocimientos. Trabajo y seriedad. Y muchas dosis de ilusión -comenzó Del Nido-. Son las caracterísitcas que nos han llevado a elegir a Marcelino para que entrene al Sevilla. Si metemos todo eso en un cóctel, creo que es sinónimo de éxito, en la próxima campaña y las venideras". Y Marcelino aceptó ilusionadísimo y con tremenda ambición el reto. "Venir a un grande nos dará la posibilidad de luchar por títulos y por la Champions de forma muy objetiva, sin guiarnos por un optimismo desmesurado. Estamos tremendamente felices, orgullosos y con una ilusión enorme", dijo el asturiano, que continuó así: "Queremos un Sevilla que pelee por los títulos, que pueda jugar como el Sevilla grande". "No me obsesiona nada el Sevilla de Juande -replicó a un periodista-. Son épocas diferentes, jugadores diferentes, no podemos comparar. El trabajo de Juande fue extraordinario, ojalá podamos repetir algo similar".

Según desveló el presidente sevillista, su llegada ha sido bien madurada: "Estuvimos Monchi y yo reunidos con Marcelino hace diez días. Fueron unas siete horas, departiendo sobre todas las cuestiones que pueden afectar a un entrenador. Eso, unido al dossier que la secretaría técnica había configurado. Hemos tenido en Santader un técnico de la casa pendiente de ver durante diez días los entrenamientos de Marcelino". Del Nido, además, agradeció que el ya técnico sevillista tenga la fama de incómodo para las directivas: "Si es incómodo, mejor, y cuanto más nos pida, mejor, porque sus exigencias irán en beneficio del colectivo y sus éxitos serán nuestros éxitos".

Nueva réplica de Marcelino. El listón en el Sevilla es alto y exigente, pero no teme la presión, al contrario: "No sabría decirte qué presiona más, si luchar con el Sevilla por la Champions o luchar por no bajar con otros equipos. Los entrenadores siempre tenemos presión. Pero en el Sevilla tenemos muchísimos argumentos como para hablar de unos objetivos altos. Si el presidente me dijera que tendríamos que ganar la Liga, le diría que es complicado. Pero sí que podemos, y tenemos la obligación, de luchar por la Liga de Campeones y quedar en el tercer puesto. No hay diferencias entre el Sevilla y el resto de equipos que pelean por lo mismo", añadió. Y cuando se le preguntó sobre si veía igual o superior a la plantilla de Valencia o Villarreal se vino arriba: "Vamos a ser mejores que Valencia y Atlético, luego hay que demostrarlo en el campo. Porque una muy buena plantilla no siempre conforma un buen equipo. Es nuestra responsabilidad hacer de una buena plantilla, un buen equipo, porque importancia y calidad tiene para luchar por el tercer puesto. Es un objetivo realizable, no es algo utópico".

Marcelino, además, entiende que "triunfar aquí es ganar e intentar hacer el mejor fútbol". "Quisiera que se jugara muy bien, se encajaran pocos goles y se metieran muchos. Que el Sevilla sea ese equipo inexpugnable en casa y tremendamente competitivo. Ésa es la idea. Con buenos futbolistas se puede plasmar cualquier estilo", añadió el asturiano, quien confía a ciegas en las estructuras del club: "Estoy ante la mejor secretaría técnica de España, así lo demuestran los hechos de los últimos años, así que tendré esa ventaja". "Como funciona este club, ayuda muchísimo a la labor del entrenador", dijo también antes de tocar el asunto de Kanoute: "No estoy para hacer vaticinios. Si se va, seguro que buscamos una solución de garantías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios